Associated Press 01 junio 2016

Hombre que recibió trasplante de pene deja el hospital

BOSTON (AP) — El hombre que recibió el primer trasplante de pene en Estados Unidos dijo que la operación es un éxito y ya va rumbo a su casa.

Thomas Manning dejó el miércoles el Hospital General de Massachusetts, tres semanas después de someterse a una extenuante operación de 15 horas. El hombre de 64 años de edad viajó con su madre y un amigo de la familia a su casa en Halifax, en donde Manning está ansioso por disfrutar de su propia cama y cenar espagueti.

"Vamos a ir a casa, a estar tranquilos y a tener una noche linda y relajada", dijo Manning mientras se preparaba a dejar su habitación de hospital. "Ya casi termina. Ya pasó lo peor".

Luego de otras dos operaciones de seguimiento, Manning dijo que ya puede orinar con normalidad y comenzó nuevamente a caminar. Pero calcula que le faltan, al menos, seis meses para recuperar las funciones sexuales, aunque no podrá reproducirse ya que no recibió nuevos testículos.

Los genitales de Manning fueron amputados en 2012, luego de que los médicos descubrieron que padecía de cáncer en el pene. Nunca se casó y no tiene hijos.

Cuando describió la primera vez que vio debajo de los vendajes, se puso emotivo. Aún tiene docenas de puntos de sutura, y el órgano sigue inflamado.

"Me tomó algunos días poder verlo, la confianza va y viene", dijo mientras derramaba algunas lágrimas. "Es una de esas cosas que, si uno las ve, no se ven muy bien".

Pero Manning está optimista en que se recuperará completamente en los próximos meses y que su cuerpo aceptará el trasplante. A pesar de todo, Manning asegura que no ha sentido dolor alguno por la cirugía.

"Tengo al mejor equipo", afirmó. "Me han cuidado como no tienen una idea. Me recupero sin importar lo que me hagan".

Manning es el tercer hombre en el mundo que recibe un nuevo pene, luego de trasplantes en Sudáfrica en 2014 y en China en 2005.

El procedimiento podría beneficiar a sobrevivientes de cáncer, víctimas de accidentes y soldados heridos. Al compartir su historia, Manning dijo que quiere darles esperanza a otras personas con respecto a la operación.

Poco después de su amputación, Manning comenzó a preguntarle a su doctor sobre la posibilidad de un trasplante. Cuando fue elegido y llegó al hospital en mayo, aún sentía que era una persona más que recibía tratamiento en el hospital local, admitió. Apenas la semana pasada, acostado en su cama de hospital, finalmente se hizo a la idea de que era la primera persona en Estados Unidos en someterse al procedimiento.

"No pensaba mucho en ello, y de golpe me di cuenta que era el único", aceptó con la voz desquebrajada.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario