Mundo 02 septiembre 2016

Hombre "curado" por milagro de Madre Teresa está agradecido

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El hombre brasileño cuya milagrosa cura de una infección cerebral allanó el camino para la canonización de la Madre Teresa, dijo el viernes que está agradecido por su vida pero que no se siente particularmente escogido por Dios.

Marcilio Haddad Andrino dijo durante una conferencia de prensa en El Vaticano que, más bien, él solo es un ejemplo de la amplia misericordia y amor de Dios.

"El Señor misericordioso nos mira a todos sin distinción", dijo Andrino. "Quizás esta vez fui yo, pero quizás mañana será alguien más. La madre misericordiosa nos cuida a todos. No me siento especial".

En diciembre, el papa Francisco decretó que la cura de Andrino era un milagro luego que doctores y teólogos del Vaticano determinaron que era inexplicable desde un punto de vista médico y que se debía a la intervención de la Madre Teresa, quien murió en 1997. Fue el paso final necesario para canonizar a la monja que cuidó de los más pobres.

El portavoz del Vaticano Greg Burke dijo que los 100.000 boletos para la misa del domingo habían sido distribuidos, pero que la cantidad de gente a reunirse podría ser mayor y que podría llenar las calles cercanas a la Plaza de San Pedro. Hasta ahora, 15 delegaciones oficiales han confirmado su presencia, 13 de ellas dirigidos por jefes de Estado, y 600 periodistas se han acreditado.

La esposa de Andrino, Fermanda Nascimento Rocha, recordó que ella y su familia comenzaron a rezar fervientemente por la intercesión de la Madre Teresa luego de recibir una reliquia de la monja el 5 de septiembre del 2008, luego que Andrino comenzó a padecer de los efectos de una infección viral en el cerebro.

Para diciembre de ese año, pese a que se le administraron fuertes antibióticos, los abscesos cerebrales y fluidos se habían acumulado tanto que Andrino estaba teniendo dolores de cabeza incapacitantes. De acuerdo con la historia oficial, los doctores decidieron que lo único que se podía hacer es operar, pero el día de la operación no pudieron prepararlo.

"Cuando el doctor salió de la sala de operación diciendo que no lo podían operar —y que el medicamento ya no estaba funcionando— yo recé mucho", dijo Nascimento Rocha. "Le pedí a la Madre Teresa que curara a Marcilio si esa era la voluntad de Dios; si no, que se lo llevara de la mano a la casa de nuestro padre para sentir su cariño".

Nascimento Rocha agregó que fue a la casa de su madre y rezó "con toda la fuerza que tenía".

Cuando el doctor regresó al cuarto de Andrino, él estaba despierto, libre de dolor y asintomático, de acuerdo con el sacerdote encargado de la santificación de la Madre Teresa, el reverendo Brian Kolodiejchuk.

En un lapso de seis meses, dijo Andrino, él había regresado a trabajar. Poco después, la pareja tuvo al primero de sus dos hijos, pese que a Andrino le habían dicho que los fuertes medicamentos le harían estéril.

Andrino dice que sus hijos son "la extensión del milagro".

"Estamos muy agradecidos con la Madre Teresa por nuestra familia", puntualizó.

___

Siga a Nicole Winfield en www.twitter.com/nwinfield

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario