Associated Press 27 agosto 2016

Hombre confiesa asesinato de dos monjas en Mississippi

DURANT, Mississippi, EE.UU. (AP) — El hombre sospechoso de matar a dos monjas cuyos cadáveres fueron encontrados en su casa de Mississippi confesó los asesinatos, informó el sábado el jefe de policía, en el giro más reciente de un delito que aterrorizó a las personas de las pequeñas comunidades en las que trabajaban las religiosas.

Rodney Earl Sanders, de 46 años y originario de Kosciusko, Mississippi, fue arrestado y acusado de las muertes de la hermana Margaret Held y la hermana Paula Merrill, señaló el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Mississippi, Warren Strain, la noche del viernes. Ambas víctimas tenían 68 años de edad.

Willie March, jefe de policía del condado Holmes, donde ocurrieron los asesinatos, comentó el sábado que tanto la policía de la localidad en la que sucedieron los crímenes como agentes de la Oficina de Investigación de Mississippi participaron en el interrogatorio a Sanders.

Durante el cuestionamiento Sanders confesó los asesinatos y no dio un motivo para cometer sus actos, afirmó March.

March dijo que el trabajo policiaco y la información brindada por la comunidad llevaron a la detención de Sanders, y que la investigación está en curso.

No se pudo contactar a la policía de Durant para que comentara al respecto. Strain, cuyo departamento incluye a la Oficina de Investigación de Mississippi, comentó que la organización no puede confirmar ni negar la confesión de Sanders.

El año pasado Sanders fue condenado por conducir intoxicado, señaló Grace Simmons Fisher, portavoz del Departamento de Correccionales de Mississippi.

Posteriormente fue liberado de prisión y actualmente se encontraba en libertad condicional.

Sanders también fue condenado por robo a mano armada en el condado Holmes y sentenciado en 1986. Pasó seis años en prisión, afirmó Fisher.

Personas cercanas a las víctimas, quienes eran conocidas por su generosidad y compromiso por mejorar los servicios de salud para los pobres, se siguen preguntando por qué alguien querría matarlas.

El doctor Elias Abboud, quien dirige la clínica en Lexington en la que trabajaban las monjas, señaló el sábado que Sanders no era un paciente del lugar.

___

Santana reportó desde Nueva Orleans. El periodista de Associated Press Steve Karnowski en Minneapolis contribuyó con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario