Mundo 15 septiembre 2016

Hija de Rodney King: Hay que construir puentes hacia policía

LOS ÁNGELES (AP) — La hija de Rodney King tenía apenas 7 años de edad cuando su padre fue golpeado salvajemente por agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

Ella estaba tomando el desayuno cuando apareció en el noticiero matutino un video que mostraba a los policías golpeando decenas de veces con bastones a su padre desarmado. Eso le provocó a la pequeña pesadillas durante años.

Lora King, ahora de 32 años, estuvo el jueves hombro con hombro con aproximadamente una decena de agentes del LAPD después de que habló ante un grupo de jóvenes que han tenido sus propios roces con la policía sobre su experiencia y la famosa golpiza a su padre ocurrida en marzo de 1991.

El mensaje de Lora: Es más importante construir puentes con agentes que colocarse contra ellos.

"Eso es de hecho lo que sostenía mi padre, así que estoy siguiendo sus pasos. Él no tuvo odio en su corazón para la policía", dijo King el jueves antes de su conversación con aproximadamente 60 adultos jóvenes de la organización Los Angeles Conservation Corps, la cual proporciona capacitación laboral, educación y trabajo a jóvenes en situación de riesgo.

King dijo que ella ha tenido sus propias interacciones negativas con la policía. A pesar de eso y de la golpiza a su padre, señaló que todo un departamento de policía no puede ser juzgado por las acciones de unos pocos.

"Es difícil tener confianza", dijo, "pero no se va a resolver nada odiando".

Más que nada, agregó, los agentes necesitan escuchar a la comunidad, y la comunidad necesita mantener una mente abierta.

King dijo que la golpiza a su padre fue muy reveladora en su momento, "pero es como si todos se hubieran dormido nuevamente".

En el último par de años se han incrementado las preocupaciones sobre las tácticas de la policía como consecuencia de muertes de hombre negros desarmados a manos de policías en varias partes del país. Los agentes a su vez se han convertido en blancos más frecuentes, siendo el hecho más notable el asesinato de cinco policías en julio por un francotirador en Dallas.

King murió a los 47 años de edad después de ahogarse accidentalmente en 2012.

La golpiza a King ocasionó uno de los disturbios raciales más destructivos en la historia de la nación. Los disturbios de 1992 duraron tres días y ocasionaron 55 muertes y lesiones a más de 2.000 personas, así como incendios en algunas zonas de Los Ángeles. En el clímax de la violencia, King suplicó a través de la televisión: "¿Podemos llevarnos bien?".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario