Deportes 26 mayo 2016

Héctor Olivera, suspendido 82 juegos por violencia doméstica

ATLANTA (AP) — La aciaga temporada de los Bravos de Atlanta siguió de mal en peor el jueves, cuando su jardinero cubano Héctor Olivera fue suspendido hasta el 1 de agosto tras haber sido detenido por cargos de violencia doméstica.

El comisionado Rob Manfred anunció la suspensión, que es goce de sueldo, cubre 82 juegos y es retroactiva al 30 de abril.

Olivera fue arrestado el 13 de abril pasado en un hotel a las afueras de Washington, donde los Bravos estaban de visita. Fue acusado de agredir a una mujer y de inmediato se le colocó en licencia administrativa.

Aceptando lo indicado en el reporte elaborado por la policía de Arlington, Virginia, la oficina del comisionado completó una investigación que dictaminó que Olivera fue responsable de los golpes visibles en el cuerpo de la mujer. La policía dijo que Olivera y la mujer se conocían.

Perder al toletero de 31 años resulta una importante baja para los Bravos, dueños del segundo peor récord en las mayores y últimos en los rubros de jonrones, carreras impulsadas y anotadas.

Olivera desertó de Cuba, firmó un contrato por seis años y 62,5 millones de dólares en mayo con los Dodgers de Los Ángeles y fue cedido a Atlanta mediante un canje pactado el 30 de julio, en el cual los Bravos se desprendieron el pitcher abridor Alex Wood y el infielder venezolano José Peraza.

Los Bravos son responsables de pagarle a Olivera un monto de 28 millones de dólares de los 47 millones que se deben desembolsar hasta 2020. Los Dodgers de la cifra restante.

El salario de Olivera para esta temporada es de 4 millones de dólares, y la suspensión le costaría casi la mitad.

Manfred indicó que Olivera podrá participar en actividades en el complejo de pretemporada durante la suspensión, seguido por juegos en las menores a partir del 15 de julio.

Olivera es el tercer pelotero sancionado bajo la política sobre incidentes de violencia doméstica que entró en vigencia esta temporada.

El cerrador cubano Aroldis Chapman, de los Yanquis de Nueva York, purgó 29 juegos. Y el torpedero dominicano José Reyes, de los Rockies de Colorado, recibió una suspensión de 52 juegos que abarca hasta el 31 de mayo. Ambos acataron sus sanciones.

Según el comunicado de Manfred, los peloteros suspendidos bajo el reglamento de violencia doméstica deben participar en programa de tratamiento y evaluación que es confidencial.

Los Bravos indicaron en un comunicado que respaldan la decisión. Tanto el equipo como Olivera declinaron formular comentarios adicionales.

En su primera temporada al frente de los despachos ejecutivos de Atlanta, John Hart y John Coppolella confiaron que Olivera sería el tercera base a largo plazo del equipo.

Olivera debutó en las mayores el pasado 1 de septiembre, y bateó para .253 con dos jonrones y 11 impulsadas en 24 juegos. Atlanta decidió que pasara al jardín izquierdo. Sólo tuvo acción en seis juegos, con promedio de .211, sin jonrones y dos impulsadas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario