Deportes 13 noviembre 2016

Hamilton no se rinde: gana bajo la lluvia en Brasil

SAO PAULO (AP) — El tricampeón Lewis Hamilton salió victorioso el domingo en un Gran Premio de Brasil que se disputó bajo la lluvia y mantuvo el suspenso en la pelea por el título con su compañero de escudería Nico Rosberg, a definirse dentro de dos semanas en la última carrera en Abu Dabi.

La lluvia causó percances en el circuito de Interlagos, con un par de accidentes durante las primeras 28 vueltas.

En medio de una falta de visibilidad, casi toda la primera mitad de la carrera se disputó con el coche de seguridad.

La segunda parte fue menos caótica, pero de igual forma se vio entorpecida por otro choque y otro tramo con el auto de seguridad. Se precisó de más de tres horas para completar las 71 vueltas.

Al final de cuentas, Hamilton y Rosberg hicieron un 1-2 que prolonga la puja por el campeonato que se disputan los pilotos de Mercedes.

El holandés Max Verstappen (Red Bull) completó el podio en Sao Paulo, superando apenas al mexicano Sergio Pérez.

Pérez, de Force India, fue rebasado a tan sólo dos vueltas del final. Su compatriota Esteban Gutiérrez debió abandonar la carrera por una serie de problemas mecánicos.

Rosberg pudo haber conquistado su primer título con la victoria en Brasil, pero se quedó corto. El alemán entró segundo, pero sigue al frente de la clasificación con 367 puntos sobre los 355 del británico Hamilton.

"Yo simplemente me relajé al frente", declaró Hamilton. "Cuando llueve, generalmente resulta ser un buen día para mí... estoy de cacería, lo único que puedo hacer es lo que hago ahora. Abu Dabi es generalmente una buena pista para mí".

Hamilton lideró desde principio a fin a lo largo de todas las interrupciones y arranques. La victoria fue su primera en Brasil, pero la 52da de su carrera para superar al francés Alain Prost como el segundo piloto con más triunfos.

El alemán Michael Schumacher es el líder con 91.

Rosberg sigue al frente con una ventaja de 12 puntos. Eso significa que si Hamilton gana la última carrera, Rosberg necesitará en Abu Dabi de asegurar por lo menos el tercer lugar para proclamarse campeón.

"Puedo vivir con el segundo lugar de hoy", afirmó Rosberg.

La carrera se llevó a cabo detrás del coche de seguridad en las primeras siete vueltas mientras la lluvia caía y los pilotos trataban de navegar sorteando charcos.

No pasó mucho tiempo antes que los problemas empezaran a aparecer, justo en cuanto el auto de seguridad se retiró.

En la 13ra vuelta, el piloto Marcus Ericsson, de Sauber, giró y se estrelló, ocasionando que el vehículo de seguridad regresara a la pista.

El auto de seguridad permaneció hasta la 20ma vuelta. Pero tan solo segundos después de haberse retirado en la reanudación de la carrera, Kimi Raikkonen, de Ferrari, perdió control y viró. Esta vez la carrera fue detenida bajo bandera roja.

El alemán Sebastian Vettel, de Ferrari, mencionó por radio que las condiciones de la pista eran demasiado peligrosas. Sugirió que los choques podrían ser peores bajo las condiciones engañosas.

"Necesitamos suspender la carrera", aseguró. "No funciona. ¿Cuánta gente necesitan que se estrelle?"

El coche de seguridad apareció por última vez en la 48va vuelta, tras un choque del ídolo local Felipe Massa.

El brasileño, quien se retirará de la F1 al final de la temporada, abandonó la pista con una bandera de su país sobre los hombros, en lo que fue su última carrera en casa.

"Me marcho con la cabeza en alto pero con un dolor en el corazón", dijo Massa entre lágrimas, tras abrazar a su esposa Anna Raffaela y a su hijo Felipinho.

___

Stephen Wade está en Twitter como http://twitter.com/StephenWadeAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario