Mundo 17 julio 2016

Hallan evidencia de que el atacante en Niza se radicalizó

NIZA, Francia (AP) — Existe una creciente evidencia de que Mohamed Lahouaiej Bouhlel, el conductor de camión nacido en Túnez responsable de la masacre de la semana pasada en Niza, había absorbido recientemente ideas extremistas y se había radicalizado, dijeron el domingo autoridades francesas.

La imagen de un extremista religioso no encaja con el retrato que vecinos y familiares hicieron inicialmente del hombre, el cual ignoraba incluso los preceptos más básicos del islam: comía carne de cerdo, tomaba bebidas alcohólicas y no asistía a la mezquita.

Muchos entre quienes lo conocían dijeron días después del ataque del Día de la Bastilla el jueves que Bouhlel era una persona difícil, y lo describieron como distante y hostil, incluso violento en ocasiones. En marzo recibió una sentencia suspendida por un incidente de violencia al conducir, lo cual no fue suficiente para colocarlo bajo la lupa de los servicios de seguridad de Francia.

Pero funcionarios dijeron el domingo que el hombre de 31 años había pasado al parecer por una rápida conversión al islam radicalizado y que planeó cuidadosamente el ataque que costó al menos 84 vidas, incluidas las de 10 niños, lo que suscita la pregunta: ¿cómo es que un chofer de reparto de mercancías pasa de delitos pequeños a realizar una matanza en un espacio de pocos meses?

Horas después de que el grupo extremista Estado Islámico se atribuyera el sábado la responsabilidad del ataque, el primer ministro Manuel Valls dijo que las autoridades "saben ahora que el asesino se radicalizó muy rápidamente".

Ni el grupo EI ni el gobierno francés han proporcionado evidencia tangible de un vínculo entre esa organización y Bouhlel. Pero Valls dijo al periódico Journal du Dimanche en una entrevista el domingo que el grupo extremista "está alentando a individuos no conocidos por nuestros servicios a que realicen ataques".

"Ése es sin duda el caso en el ataque de Niza", señaló Valls, Y advirtió que "ese terrorismo será parte de nuestra vida diaria durante un largo tiempo".

Aunque las autoridades han dicho poco públicamente respecto a su investigación, un funcionario de seguridad francés dijo el domingo a The Associated Press que Bouhlel vendió su automóvil justo antes del ataque, el cual terminó hasta que la policía lo mató.

Bouhlel rentó el camión de refrigeración el 11 de julio, compró una pistola y fue grabado en video de televisión de circuito cerrado mientras visitaba la avenida costera en los días siguientes, según el funcionario de seguridad, quien no tiene autorizado a dar su nombre al hablar de una investigación en curso.

El 14 de julio, día nacional de Francia, Bouhlel envió mensajes de texto a gente que pudo haber sido su cómplice, dijo el funcionario. Una de esas personas que recibieron mensajes estaba entre ocho que fueron arrestadas después del ataque. El funcionario no comentó sobre el contenido de los mensajes ni confirmó reportes de que estos incluían una solicitud de más armas.

Al menos dos de las tres personas arrestadas el domingo son sospechosas de haber ayudado a Bouhlel a obtener la pistola hallada en el camión, agregó el funcionario.

La mayoría de las personas detenidas para interrogatorio, incluida la esposa separada de Bouhlel, quien ya fue liberada, lo describieron como violento e inestable. Aunque todos señalaron que había sido indiferente durante mucho tiempo ante la religión, algunos indicaron una reciente y muy rápida conversión al islamismo radical, dijo el funcionario, e hizo notar que el ataque parecía claramente premeditado.

___

Angela Charlton reportó desde París. Colleen Barry y Maeva Bambuck en Niza, y Thomas Adamson en París, contribuyeron con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario