Mundo 07 octubre 2016

Hallan culpables a 4 en caso de corrupción de Puerto Rico

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Un juez federal declaró culpables el viernes a cuatro personas de todos los cargos en uno de los más grandes casos de corrupción pública de Puerto Rico en la última década. Los cuatro fueron las últimas de las 10 personas en ser acusadas y condenadas en la confabulación que generó cerca de dos millones de dólares.

Ivonne Falcón, ex vicepresidenta y tesorera de la profundamente endeudada Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) de Puerto Rico, y Sally López, una ex directora ejecutiva del Departamento de Compras y Logística de la AAA, fueron encontradas culpables de cargos que incluyen soborno y conspiración para cometer fraude electrónico y fraude a programas federales. Podrían recibir penas de 80 a 100 años de prisión.

La hermana de Falcón, Marielis Falcón, y Glenn Omar Rivera, quien trabajaba en la oficina administrativa de la Cámara de Representantes de la isla, también fueron hallados culpables.

Sus abogados anunciaron que apelarán al fallo.

Douglas Leff, agente especial a cargo de la división del FBI en San Juan, dijo en entrevista telefónica que estaba satisfecho con los veredictos.

"Es la condena por corrupción pública más importante que hemos tenido en al menos una década", subrayó, agregando que los agentes federales en Puerto Rico siguen analizando otros casos similares. "Vendrán más en un futuro cercano".

Los veredictos del viernes suceden en medio de una severa crisis económica y las revelaciones de excesos y corrupción del gobierno que han generado el enojo de los puertorriqueños.

En el centro de la confabulación se encontraba el empresario Anaudi Hernández, quien fue recaudador de fondos para la campaña del gobernador del Partido Popular Democrático. Fue acusado de ofrecer a funcionarios públicos cenas costosas, plumas estilográficas y boletos de conciertos, entre otras cosas, a cambio de favores políticos y contratos con el gobierno. Se declaró culpable después de también ser acusado de usar sus conexiones con funcionarios gubernamentales de alto rango, entre ellos el hermano del gobernador Alejandro García Padilla, para asignar a personas a ciertos puestos.

El caso ha asestado varios golpes al partido en el poder del territorio estadounidense. El presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico recientemente dejó su cargo, y una senadora anunció que no buscaría la reelección en las elecciones generales del próximo mes.

Las cuatro personas halladas culpables el viernes permanecerán libres bajo fianza hasta que se les dicte sentencia, lo cual está programado para inicios de febrero.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario