Mundo 12 enero 2017

Haití recuerda a las víctimas del terremoto de hace 7 años

PUERTO PRINCIPE, Haití (AP) — Muchos haitianos encendieron cirios y rezaron en recuerdo de los familiares y vecinos que murieron en un catastrófico terremoto que sacudió una zona cercana a la capital del país hace siete años.

La estilista Nerlande Voltaire tenía una Biblia en la mano mientras participaba en un servicio religioso en una iglesia de Puerto Príncipe, en memoria de su madre, quien murió aplastada por una construcción que quedó reducida a escombros tras el terremoto. Dijo que su madre, Merisier, murió mientras trataba de sacar al hijo de una persona desconocida de debajo de un muro colapsado cuando ocurrió el sismo de magnitud 7,0 el 12 de enero de 2010, mientras se dirigía caminando a su casa desde su trabajo.

"Este día será siempre difícil para mí", dijo Voltaire, que vestía completamente de blanco, un color que en Haití se asocia con el luto.

El gobierno de Haití ha dicho que más de 300.000 personas murieron en el desastre, pero se desconoce la cifra exacta ya que no hubo un esfuerzo metódico para contabilizar los cadáveres en los caóticos días que siguieron a la tragedia. Aproximadamente 1,5 millones de personas fueron desplazadas.

En el sitio de un sepulcro masivo al norte de la capital que es un monumento conmemorativo para quienes murieron en el terremoto, el presidente interino Jocelerme Privert presidió una conmemoración breve con la colocación de una corona de flores. Más tarde realizó otra ceremonia en terrenos del Palacio Nacional, uno de los numerosos edificios que resultaron dañados por las violentas sacudidas del movimiento telúrico.

Su gobierno anunció que el 12 de enero será un día nacional de "reflexión sobre la vulnerabilidad de Haití" ante los desastres naturales y sobre la mejoría de preparación ante los riesgos.

Pero algunos haitianos restaron importancia a la declaratoria y dijeron que el gobierno y sus socios internacionales necesitan reflexionar menos y realizar más después de un esfuerzo de reconstrucción fragmentado.

"A esta gente le encanta hablar pero no se responsabiliza", dijo el estudiante de Derecho Puriste Chevalier en una iglesia católica del centro de la ciudad.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario