Deportes 29 octubre 2016

Gutiérrez vive otra mala tarde en el GP de México

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Desde hace casi una década, cuando comenzó a su carrera como piloto profesional, Esteban Gutiérrez soñaba con correr algún día en un Gran Premio de México. Parece que ese sueño se ha convertido en una pesadilla.

Gutiérrez volvió a padecer a bordo de su monoplaza de la escudería Hass en la jornada del sábado y partirá en el 17mo puesto de la parrilla conformada por 22 pilotos.

"Es frustrante, pero si el coche no da, lo único que puedo hacer es intentar hacer algo extraordinario, hoy hice un intento conduciendo por encima del límite y con eso podemos mostrar que dimos todo para darle a entender a la gente que estamos luchando", dijo Gutiérrez, cuyo mejor tiempo fue de 1:21.401.

Ese registro parecía bastarle al mexicano para meterse a la segunda ronda clasificatoria, pero en la última vuelta, el alemán Pascal Wehrlein superó su tiempo y lo dejó fuera. En un último intento por meterse a la segunda ronda, Gutiérrez forzó la máquina y terminó saliéndose del circuito de los Hermanos Rodríguez en un incidente menor, pero que ya no le dejó disponibles más intentos por superar al alemán.

"Al final todo el fin de semana ha sido muy complicado, pero eso no me limitó a empujar el coche por encima de los límites", agregó el mexicano. "Luego de poner una buena vuelta para el rendimiento del coche, decidí empujar más allá del límite y ser agresivo porque no teníamos nada que perder. El equipo me dijo que lo intentara. A veces sale y otras no".

Gutiérrez sabe que, partiendo desde tan atrás y con un bólido tan limitado no se puede pensar en un podio para el Gran Premio de México. Por ahora, lo que quiere es finalizar la carrera.

"Sabíamos que el día de hoy iba a ser difícil y la carrera no será fácil, pero por las condiciones sabemos que muchos coches van a tener problemas", agregó Gutiérrez. "Nosotros debemos asegurarnos de no tenerlos y terminar la carrera, eso podría ser bueno".

Terminar la prueba con las condiciones de su monoplaza podría ser lo menos malo del fin de semana para Gutiérrez, quien comenzó su carrera en 2007, en la Fórmula BMW.

"En general el coche no está dando lo que quisiéramos pero hay que aceptarlo y dar lo mejor", agregó un desencajado Gutiérrez, quien a pesar de que no ha dado pelea en la pista es ovacionado durante sus recorridos por el Autódromo Hermanos Rodríguez.

"Los aficionados hacen una gran diferencia en cuanto a la motivación, estoy agradecido con todos ellos porque han sido increíbles", añadió el mexicano. "Todo esto ha sido una experiencia única, nueva y especial para mi carrera. Es un momento que nunca olvidaré, es algo que estoy disfrutando".

Aunque seguramente no es como se imaginó cuando comenzaba su carrera.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario