Mundo 09 junio 2016

Guerra de títulos universitarios entre políticos bolivianos

LA PAZ, Bolivia (AP) — Títulos académicos y libretas militares supuestamente falsas han desatado una insólita guerra entre los políticos de Bolivia que compromete al mismo vicepresidente Alvaro García y que ha derivado en demandas judiciales.

García admitió que no tiene diploma universitario de matemático ni en Sociología y culpó a funcionarios de adjudicarle el título de licenciado en documentos públicos, en respuesta a la demanda penal que le inició un senador opositor por presunta "falsedad, uso de instrumento falsificado y ejercicio indebido de la profesión".

"Nunca firmé ni entregué un documento que diga que soy licenciado... son funcionarios que han colocado. ¿Qué puedo hacer? Son errores de funcionarios", dijo en rueda de prensa. Según la denuncia presentada ante la Fiscalía, García usa ese título en su cédula de identidad, certificado de matrimonio, correspondencia oficial y en certificados de notas de sus alumnos universitarios cuando dictaba cátedra.

El senador opositor Yerko Núñez conminó a la Fiscalía a investigar la denuncia contra García como hizo con el senador de la oposición Arturo Murillo, quien está a punto de perder su curul tras un fallo judicial en primera instancia que lo condenó por haber falseado su libreta militar cuando se habilitó como candidato.

También el ministro de Minería, César Navarro, ha sido acusado públicamente por opositores por hacerse pasar por abogado sin tener título universitario. Su despacho emitió un comunicado en el que afirmó que Navarro nunca usó ese título.

Esta particular guerra se activó en los últimos días después de que el Ministerio de Educación despojara de su título académico a un abogado que defendió a la exnovia del presidente Evo Morales investigada por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito. Gremios de profesionales calificaron de "exagerada" la decisión de esa cartera.

La justicia no está actuando de manera imparcial en todos los casos, según los opositores. "La justicia es un embudo, ancha para unos; angosta para otros", se quejó el senador opositor Luis Felipe Dorado.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario