Mundo 26 mayo 2016

Guatemala: Presos 2 exdiputados y ex director del Congreso

GUATEMALA (AP) — Dos exdiputados y un exdirector del Congreso guatemalteco fueron detenidos el jueves, acusados de peculado y abuso de autoridad.

Jorge Aguilar, vocero de la Policía Nacional Civil confirmó las detenciones por órdenes de aprehensión emitidas por un juez a pedido de la fiscalía.

Los exdiputados Luis Rabbé Tejada y Edgar Cristiani, junto con el exdirector Luis Mijangos, están acusados de participar en contrataciones de personal de forma anómala cuando estaban en sus cargos en el Congreso de la República, un caso conocido como "plazas fantasmas".

Rabbé llegó al Congreso por el entonces partido opositor Líder, mientras que Cristiani lo hizo por el Partido Patriota, entonces oficialista ambos durante la gestión de 2012-2016. Mijangos, un empleado administrativo jerárquico del Congreso, no era legislador ni gozaba de inmunidad.

Según la investigación, los exdiputados detenidos son acusados de haber contratado personal para laborar en el Congreso, sin que cumplieran los requisitos mínimos para los cargos. Estos no se presentaban a trabajar, eran empleados en otras entidades del estado o que prestaban sus nombres para tener la llamada "plaza fantasma", con salarios que habrían ido a parar a los bolsillos de los diputados.

Según el titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Iván Velásquez, los ex legisladores y actuales diputados al Congreso "se coludieron con la intención de realizar un gran número de contrataciones anómalas e ilícitas... en detrimento del patrimonio del estado".

La fiscal general Thelma Aldana en conferencia de prensa también informó que la fiscalía y la comisión ha solicitado retirar de inmunidad a los actuales diputados Luis Rabbé, Aristires Baldomero Crespo, ambos ex presidentes del Congreso; Cesar Fajardo, Selvín García, Julio César López Villatoro, Carlos Enrique López Girón, Manuel Marcelino García Chutá, todos miembros de la junta directiva del Congreso entre los años 2012 y 2016 por abuso de autoridad, peculado por sustracción y nombramientos ilegales, por estar vinculados también a contrataciones ilegales. Todos ellos pertenecieron a la junta directiva del Congreso en 2015.

Aldana dijo que hasta ahora se han detectado 50 plazas fantasmas y más de un centenar de contrataciones ilegales. Un juez deberá determinar qué responsabilidad tiene cada una de las personas que participaron de esto.

Las investigaciones se remontan a la administración anterior en el legislativo (2012-2016), a partir del caso por el que también está en prisión el expresidente del Congreso, Pedro Muadi.

Según la comisión en 2013 Muadi, entonces presidente del Congreso, tenía asignado un grupo de seguridad personal de 15 guardias, cuyos miembros devengaban un sueldo de 5.000 quetzales (655 dólares), pagado por una empresa de seguridad privada.

"Para desviar fondos de la institución el primer paso consistió en ofrecer a los miembros de su equipo de seguridad un pago extra de 2.000 quetzales (260 dólares) a su salario, los cuales serían pagados con fondos del Congreso, por ello cada uno debería firmar un contrato por un sueldo de 8.000 quetzales (1.050 dólares) con este organismo", y el resto del dinero fue a parar a fondos de una empresa de Muadi, según la CICIG.

La Comisión, un organismo de Naciones Unidas para luchar contra aparatos clandestinos y de seguridad incrustados en el Estado guatemalteco, documentó que durante la gestión de Muadi se sustrajeron aproximadamente 630.000 quetzales, unos 81.000 dólares, a las arcas públicas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario