Mundo 25 febrero 2016

Guatemala: Mujeres violadas piden condenar a victimarios

GUATEMALA (AP) — Mujeres víctimas de violaciones masivas durante la guerra civil pidieron el jueves ante un tribunal que condene a los presuntos responsables al prestar sus testimonios en la parte final de un juicio contra un militar retirado y un ex paramilitar.

El tribunal fijó para el viernes audiencia para dictar su fallo en el caso.

"Fuimos violadas... todo eso pasó...si no fue así ¿dónde están nuestros esposos, que no sabemos dónde están", dijo Demesia Yac, de 70 años, una mujer indígena q'eqchí, que habló en representante de 11 mujeres. Denunció haber sido violada y su esposo hecho desaparecer durante la guerra civil.

Los hechos ocurrieron entre 1982 y 1983, en el destacamento militar Sepur Zarco, ubicado en el municipio de El Estor en el departamento de Izabal, en el norte del país

La mujer habló ante el tribunal con el rostro cubierto para no ser reconocida.

El juicio es contra el militar retirado Esteemler Francisco Reyes Girón por delitos contra los deberes de humanidad en su forma de violencia sexual, y asesinato, que es procesado junto a Heriberto Valdez Asij, ex comisionado militar - un civil con funciones castrenses- señalado de delitos contra los deberes de la humanidad en su forma de violencia sexual y desaparición forzada.

En la audiencia número 19, Paula Barrios, representante de la organización Mujeres Transformando el Mundo, que es parte querellante del caso, pidió que "el tribunal dicte una sentencia condenatoria".

Según la acusación de la fiscalía, Reyes Girón en su calidad de subteniente del ejército y comandante de pelotón "autorizó y consintió" los vejámenes a las que fueron expuestas las mujeres durante al menos seis meses.

Indicó que las sometieron a, esclavitud sexual y doméstica, pues además de ser violadas debían lavar la ropa y cocinar para los soldados.

Barrios dijo que el sistema "patriarcal, clasista, machista" contribuyó a utilizar los ataques contra las mujeres como armas de guerra, lo que produjo violaciones masivas a mujeres que tuvieron como consecuencias enfermedades físicas y psicológicas.

La defensa de Reyes Girón dijo que nunca estuvo ubicado en el lugar y que el caso era una fabricación.

"Las mujeres pudieron haberse prostituido, se habían quedado sin esposos y sin dinero", dijo el abogado Moisés Galindo defensor de Reyes Girón.

"Es un caso fabricado", afirmó.

"Yo no estuve ahí, no estuve ahí, no estuve ahí", dijo Reyes Girón al tribunal de Sentencia de Mayor Riesgo "A'' que lo juzga, y concluyó diciendo que "No hay impunidad cuando se es inocente".

Valdez Asij también habló frente al tribunal y dijo que no participó de los hechos.

Varias mujeres de otras etnias acudieron a la audiencia en solidaridad con las mujeres víctimas, llevándoles flores y abrazándolas.

Por la mañana, la indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992, y la profesora estadounidense Jody Williams, Premio Nobel de la Paz 1997, junto a un grupo de activistas encabezaron una protesta en la Plaza de los Derechos Humanos frente a la Corte Suprema de Justicia para pedir una condena contra los militares acusados y para conmemorar el Día de la Dignidad de las Víctimas del Conflicto Armado Interno en Guatemala.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario