Mundo 18 julio 2016

Guatemala: Asesino de obispo Gerardi muere en prisión

GUATEMALA (AP) — El militar en retiro Byron Lima, asesino del obispo guatemalteco Juan José Gerardi, murió tras una riña en la cárcel de rehabilitación Pavón, confirmó el bombero Julio Sánchez el lunes.

Sánchez, quien ingresó a la escena del crimen en la prisión, dijo que en total se han contabilizado 13 cadáveres. "Hay uno calcinado, dos más decapitados y varios con heridas de bala", dijo a The Associated Press.

El ministro de gobernación Francisco Rivas dijo que entre las 13 personas fallecidas se encuentra una mujer de nacionalidad argentina que visitaba mensualmente a Lima.

Los bomberos trasladaron a varias personas heridas a los hospitales.

La riña, dijo Rivas, se debió a enfrentamientos por el control del penal entre el grupo de Lima y otro dirigido por el reo Marvin Montiel, alias "El Taquero", condenado a 820 años de prisión por la muerte de 15 nicaragüenses y un holandés por un caso de tráfico de drogas.

"La información inicial que tenemos es que el ataque fue producto de los conflictos internos entre esos dos grupos", dijo Rivas, quien agregó que las primeras versiones dan cuenta de que el ataque comenzó con una granada lanzada a Lima y otros reos que ejercían de su seguridad. Después, el grupo de reos armados ingreso y les disparó. "Entre los fallecidos hay cuatro decapitados", agregó.

Lima era capitán del Ejército cuando fue condenado en 2001 a 30 años de prisión por el asesinato del obispo, cometido en 1998, pero la pena fue reducida luego a 20 años.

Gerardi murió por heridas contusas en la cabeza dos días después de haber presentado un informe hecho por la Oficina del Arzobispado sobre la verdad histórica de la guerra en Guatemala, que puso al descubierto los excesos del ejército en la guerra civil de Guatemala (1960-1996).

Lima fue condenado junto a su padre el coronel Bayron Lima Oliva (quien ya cumplió su sentencia) y el especialista del Ejército, Obdulio Villanueva, quien fue muerto en otro motín en prisión.

Lima permanecía en prisión debido a otro proceso en su contra iniciado por la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, por haber creado un imperio en la prisión a través de corrupción y amenazas.

Lima, de 46 años, era considerado el hombre con más poder dentro de las prisiones del país.

A las afueras de la prisión, cientos de policías estaban a la espera de ingresar para retomar el control, mientras un helicóptero sobrevolaba el lugar.

"Yo logré escuchar los disparos y la granada que detonaron cerca de nosotros, vi que había mucha sangre", dijo entre sollozos Olga Urbina, de 26 años, quien salió de la prisión luego de visitar a un reo junto con su hijo de 6 años. "Los mismos reos nos protegieron", añadió temblando.

Moises Galindo, amigo y abogado de Lima, dijo a periodistas afuera de la prisión que el asesinato del reo habría sido un plan bien orquestado en su contra.

Tras los incidentes la policía intenta tomar el control de la cárcel para realizar una requisa, extraer los últimos cuerpos y evacuar a los visitantes que se encontraban en el lugar durante el incidente.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario