Mundo 04 agosto 2016

Guatemala: Acusados de corrupción a prisión preventiva

GUATEMALA (AP) — Un juez guatemalteco ordenó que 28 ex funcionarios, contratistas, banqueros y empresarios procesados por presunta corrupción queden en prisión preventiva mientras la fiscalía investiga el caso.

La fiscalía guatemalteca ha acusado al expresidente Otto Pérez Molina, de 65 años y a su ex vicepresidenta Roxana Baldetti, de 54, de integrar una estructura criminal junto con otras 51 personas para cometer hechos de corrupción. El juez Miguel Ángel Gálvez no dictó prisión por estos nuevos cargos contra los exmandatarios, que han rechazado todas las acusaciones, debido a que ya guardan prisión por otro caso.

De los 53 procesados, 19 fueron beneficiados con arresto domiciliario en sustitución de la prisión preventiva.

Entre los exfuncionarios que irán a prisión preventiva están Manuel López y Ulises Anzueto, exministros de Defensa Nacional; Mauricio López Bonilla, exministro de Gobernación y Dwight Pezzarossi, exministro de Cultura y Deportes, entre otros. Según la fiscalía los exfuncionarios hicieron regalos onerosos a los exmandatarios con dinero del erario nacional.

También el banquero Adolfo Fernando Peña, expresidente del Banco de Desarrollo Rural, quedó en prisión preventiva, además de la ex asistente personal de Baldetti y ex diputada Daniela Beltranena.

El juez Gálvez también ordenó tres meses de plazo para que la fiscalía finalice su investigación y así determinar si los procesados irán a juicio por los cargos.

López Bonilla dijo sentirse tranquilo a pesar de la decisión del juez.

"Siempre he sostenido mi inocencia, pensé en el peor de los escenarios para de ahí empezar a construir mi defensa, ahora ya sabemos donde estamos parados y como defendernos", dijo.

Pezzarossi dijo a periodistas "vamos a seguir luchando por mi inocencia".

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, un organismo de Naciones Unidas para desarticular aparatos clandestinos incrustados en el Estado guatemalteco, acusan al expresidente de ser jefe de la organización criminal.

De acuerdo con la fiscalía Pérez Molina presuntamente habría recibido 290 millones de quetzales, unos 37,9 millones de dólares, en comisiones de parte de empresas constructoras de obras públicas a cambio de la adjudicación de contratos. También lo ha acusado de supuestamente recibir un helicóptero, un vehículo Jaguar y un avión, entre otras cosas, como regalo de varios exministros de su gobierno comprados con dinero que habría salido del erario público.

El juez explicó que según los documentos presentados las negociaciones de los "regalos" hechos a Pérez Molina se hacían antes de cada cumpleaños del expresidente. "En su declaración los pilotos de los helicópteros contaron que en las aeronaves se metían botellas de champán y chocolates" para el agasajado, dijo Gálvez días atrás al ordenar a la fiscalía investigar los cargos.

Las autoridades también han acusado a Pérez Molina y Baldetti de supuesta defraudación al Estado en el caso denominado "La Línea", por el que habrían recibido sobornos de empresarios para ayudarlos a evadir impuestos. También están implicados en el caso denominado "TCQ" por haber firmado un contrato para la construcción y ampliación de una terminal portuaria por el cual habrían negociado una comisión de 30 millones de dólares.

Pérez Molina renunció el 2 de septiembre de 2015 a su cargo tras varias manifestaciones en su contra por las acusaciones de corrupción.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario