Mundo 13 marzo 2016

Grupo vinculado con Al Qaeda mata a 16 en Costa de Marfil

GRAND-BASSAM, Costa de Marfil (AP) — Un grupo armado atacó un centro turístico de playa en Costa de Marfil el domingo, matando a por lo menos 16 personas y provocando la huida de turistas a través de la histórica población de Grand-Bassam. Una filial de al-Qaida en el norte de África se responsabilizó del atentado.

Cuerpos ensangrentados quedaron en la playa y los testigos describieron horrendas escenas, luego de que una pacífica tarde de domingo se viera interrumpida por el ataque de los extremistas de África Occidental.

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, dijo a la prensa en el lugar del atentado que 14 civiles, dos miembros de las fuerzas especiales y seis atacantes fallecieron en el ataque en la playa. El mandatario llegó a Grand-Bassam unas horas después de los hechos, visitó hoteles y felicitó a las fuerzas de seguridad por su pronta respuesta.

"Envío mis condolencias a los familiares de las víctimas que fueron asesinadas, y desde luego, estoy muy orgulloso de nuestras fuerzas de seguridad que actuaron con tal rapidez", dijo Outtara a las afueras del Etoile du Sud, uno de los hoteles donde se perpetraron los ataques. "El saldo pudo haber sido mucho mayor".

Al-Qaida del Magreb Islámico se responsabilizó del atentado, de acuerdo con el Grupo de Inteligencia SITE, que monitorea las redes yijadistas. El grupo extremista hizo la declaración por medio de un mensaje en sus canales de Telegram, llamando "héroes" a tres de los agresores.

Las ráfagas de disparos provocaron que la gente huyera corriendo de la playa en Grand-Bassam, un sitio considerado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y un popular destino turístico para locales y extranjeros, ubicado a unos 40 kilómetros (25 millas) al este de Abidjan, el centro comercial del país. Fue el tercer gran ataque contra un centro turístico en el Oeste de África desde noviembre pasado.

Algunos testigos señalaron que los atacantes dispararon al azar, y otros que los ataques fueron más dirigidos. Uno de los testigos, Marcel Guy, dijo que los perpetradores corrieron a través de la playa en pequeños grupos, armados con fusiles Kalashnikov y en busca de víctimas.

Uno de los agresores, que tenía una larga barba, se acercó a dos niños en la playa, y Guy escuchó al hombre hablar en árabe. Uno de los niños se arrodilló y comenzó a orar, por lo que fue perdonado. No así al otro menor.

"El niño cristiano fue asesinado frente a mis ojos", comentó Guy.

Un reportero de The Associated Press vio cuatro cuerpos en la playa frente a un pequeño centro turístico colindante al Etoile du Sud, popular entre los extranjeros.

Jacques Able, quien se identificó como propietario del hotel Etoile du Sud, dijo que se apresuró a llegar al lugar tras ser informado vía telefónica. Añadió que una persona murió en el hotel.

Un recepcionista del lugar describió el caos.

"No sabemos de dónde vinieron y no sabemos a dónde se fueron", afirmó el recepcionista, sin dar su nombre.

___

Los periodistas de The Associated Press Carley Petesch en Dakar, Senegal, y Baba Ahmed en Bamako, Mali, Libby Quaid en Washington y Frank Griffiths en Londres contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario