Mundo 21 abril 2016

Grandes diferencias en ONU en estrategia ante drogas

NACIONES UNIDAS (AP) — Jamaica defendió su despenalización de la posesión de pequeñas cantidades de marihuana. Irán dijo haber incautado 620 toneladas de diferentes drogas el año pasado y afirmó que ayuda a proteger al mundo de "los males de la adicción". Cuba se opuso a la legalización de las drogas o a declararlas inofensivas.

En su segundo día, la primera sesión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre políticas ante la droga celebrada en casi 20 años mostró el miércoles grandes diferencias en la actitud hacia el consumo de drogas.

En el lado de la liberalización, la ministra canadiense de Salud Jane Philpott anunció que el gobierno introducirá legislación para legalizar la marihuana la próxima primavera. Canadá se asegurará de que la marihuana se mantiene lejos del alcance de los niños y abordará las devastadoras consecuencias de las drogas y los delitos relacionados con ellas, añadió.

La ministra jamaicana de Exteriores, Kamina Johnson Smith, dijo a los delegados que su gobierno enmendó la Ley de Drogas Peligrosas el año pasado para imponer multas por posesión de menos de dos onzas de cannabis, en lugar de considerarlo un delito, y para legalizar el uso sacramental de marihuana por parte de los rastafaris. También estableció cláusulas sobre el empleo médico, científico y terapéutico de las plantas, indicó.

Jamaica está llegan al final de un plan nacional sobre drogas de cinco años que incluye programas para reducir la demanda de drogas, proporcionar intervención temprana y tratamiento a los consumidores e impulsar la reintegración social y la rehabilitación.

Michael Botticelli, director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas en la Casa Blanca, hizo hincapié en que "los esfuerzos de las fuerzas de seguridad deben centrarse en las organizaciones criminales, no en gente con problemas de abuso de sustancias que necesita tratamiento y servicios de apoyo a la recuperación".

Botticelli pidió que las políticas sobre drogas en todos los países aborden las necesidades de grupos desfavorecidos, como mujeres y niños, población indígena, presos y miembros de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).

En el bando de la acción policial estricta, el embajador indonesio Rachmat Budiman dijo que hace falta una "estrategia de tolerancia cero" para eliminar la lacra de las drogas.

Las redes de tráfico de drogas utilizan nuevas "sustancias psicoactivas" e internet para penetrar en todos los niveles de la sociedad, incluidos los jóvenes, y suponen una "seria amenaza que requiere esfuerzos extraordinarios", afirmó.

Al igual que Indonesia, Irán castiga con la pena de muerte a los narcotraficantes.

El ministro iraní de Justicia, Abdulreza Rahmani Fazli, dijo en la reunión de alto nivel que la república islámica ha invertido miles de millones de dólares en su campaña contra los narcotraficantes armados.

Irán, señaló el ministro, está dispuesta a acoger una conferencia internacional sobre la lucha contra las drogas y los delitos relacionados con las drogas en la ruta de los Balcanes, uno de los dos principales corredores que conectan Afganistán, productora de opio, con los grandes mercados de Rusia y la Europa occidental. La ruta suele pasar por Pakistán, Irán, Turquía, Grecia y Bulgaria, y tiene un valor de mercado anual de unos 28.000 millones de dólares, según la Oficina de la ONU sobre Drogas y Delincuencia, conocida por sus siglas en inglés UNODC.

La conferencia, en colaboración con UNODC y los países en el recorrido, abordaría formas de combatir el lavado de dinero del narcotráfico y de identificar a los líderes de las redes de tráfico de drogas.

La ministra cubana de Justicia, María Esther Reus González, preguntó cómo podía el mundo no estar preocupado mientras los problemas globales por las drogas se vuelven "más profundos e intensificados" con 246 millones de consumidores de drogas ilegales, según UNODC.

"Será muy difícil resolver los problemas de la producción masiva y el tráfico de drogas desde el sur, si no se elimina la mayoría de la demanda del norte", advirtió.

Reus González también afirmó que legalizar las drogas tampoco resolverá el problema y sólo abrirá "más brechas peligrosas para la estabilidad de nuestras naciones". La ministra reiteró el "compromiso absoluto de Cuba para conseguir sociedades libres de drogas ilegales".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario