Mundo 07 septiembre 2016

Gobierno uruguayo busca otro país para ex preso Guantánamo

MONTEVIDEO, Uruguay (AP) — El gobierno uruguayo realiza gestiones ante otros países para que reciban al sirio Abu Wa*el Dhiab, uno de los seis ex prisioneros de Guantánamo que Uruguay acogió en 2014 y que realiza una huelga de hambre en reclamo de que le permitan reunirse con su familia en otro país.

"El gobierno desde hace ya varios días está haciendo gestiones ante diferentes Estados, sobre todo el mundo árabe, para que pudieran acoger a Dhiab, tal como es su deseo, para su reencuentro familiar", dijo a radio Sarandí Christian Mirza, encargado del gobierno para los refugiados de Guantánamo.

Agregó que "el gobierno está haciendo el máximo esfuerzo, pero no es fácil, no es nada sencillo... Es muy difícil que Turquía lo reciba. Se están manejando otros países del mundo árabe".

Mirza afirmó que no hay impedimentos para que su familia llegue a Uruguay pero el sirio ha rechazado esa posibilidad. "Ayer estuve con él e insistimos con esta idea de traer a su familia, por lo menos por un tiempo, mientras se sigue gestionando esta otra alternativa, pero él se niega. Insiste en que no quiere que la familia venga. Estamos ante una situación bastante compleja", declaró.

El funcionario manifestó que "habría que preguntarse por qué razón la familia de él en particular no pudo venir a Uruguay cuando las otras familias, de los otros refugiados de Guantánamo, cuando lo quisieron estuvieron aquí. Estuvieron de visita y sin ninguna dificultad en el proceso de reencuentro familiar".

Mirza no encontró explicación para que no se concretara un reencuentro familiar organizado por la Cruz Roja Internacional. "No sé en razón de qué, pero la familia nunca llegó al Uruguay", dijo.

Dhiab fue hospitalizado el lunes por la noche y fue dado de alta el martes en la tarde.

La noche del martes amigos del sirio subieron un video a Youtube donde se lo ve acostado y hablando en voz muy baja en árabe. "Mi decisión de hacer una huelga de hambre es mi decisión final. Ya sea en Argentina, Afganistán o donde sea, con mi familia o moriré", dice Dhiab en el video. "Mi hija se casará en 10 días. Me hubiera gustado estar contigo", agrega.

Sobre su situación en Uruguay sostiene que "soy un prisionero. Me dicen que soy libre, pero eso no es verdad".

Dhiab afirma que lleva 25 días de huelga de hambre y cinco días sin beber líquido aunque amigos y el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa han señalado que comió algunos alimentos en el vuelo que recientemente lo trajo desde Venezuela.

Según la voz del traductor al español que se oye en el video, Dhiab acusa a Estados Unidos de mantenerlo 13 años preso en Guantánamo y someterlo a torturas.

En internet se ha abierto una cuenta para reunir fondos para apoyar su reencuentro familiar, que por el momento lleva recaudados 260 dólares.

El sirio ya realizó otras huelgas de hambre cuando estaba preso en Guantánamo, donde contrajo múltiples problemas de salud.

Dhiab abandonó Uruguay en julio y reapareció el 27 de ese mes en Caracas, donde manifestó su intención de viajar a Turquía o a un tercer país "a efectos de reunirse con su familia", según un comunicado de la cancillería uruguaya.

Tras estar un mes detenido e incomunicado, Venezuela lo deportó por haber ingresado sin realizar los trámites migratorios correspondientes.

Dhiab, que se desplaza con muletas, ha sido especialmente expresivo sobre su infelicidad en Uruguay. Acusó en repetidas oportunidades al gobierno uruguayo de incumplir una supuesta promesa de traer a su familia al país y en septiembre de 2015 aconsejó a los prisioneros que permanecen en Guantánamo que no acepten venir a Uruguay.

Seis ex prisioneros de Guantánamo -cuatro sirios, un tunecino y un palestino- llegaron a Uruguay en diciembre de 2014 cuando el presidente era José Mujica.

Estados Unidos ha usado su base en Guantánamo desde enero de 2002 para mantener a sospechosos de vínculos con Al Qaeda y el Talibán.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario