Mundo 24 marzo 2016

Gobierno polaco rechaza a refugiados tras atentados Bruselas

VARSOVIA, Polonia (AP) — El presidente polaco expresó el jueves su apoyo a la decisión del gobierno de renegar de un acuerdo según el cual tendrían que aceptar a miles de refugiados, después de que los atentados del martes en Bruselas avivaran el temor sobre la seguridad.

La medida podría provocar decisiones similares de otros países en el centro y oriente de Europa, muchos de los cuales han protestado —o, como Hungría y Eslovaquia, que han demandado— contra el plan de la Unión Europea de reubicar a unos 120.000 refugiados entre países miembros.

La decisión de Polonia también podría tener un impacto negativo en el acuerdo al que llegaron líderes europeos la semana pasada con Turquía, cuyo objetivos es limitar el flujo de migrantes a Europa y asegurar que quienes llegan realmente sean candidatos para recibir asilo por el peligro en sus países y no personas que solo buscan mejores oportunidades económicas.

El conservador gobierno polaco, que se opone a la entrada de migrantes, había ratificado reaciamente el compromiso anterior de aceptar 7.000 refugiados de Siria y Eritrea en los próximos dos años. Al mismo tiempo, ante una incertidumbre general sobre la recepción de migrantes a un país en su mayoría homogéneo, los funcionarios enfatizaron que los permisos de residencia serían precedidos por revisiones meticulosas de seguridad e identidad.

Sin embargo, el primer ministro, Beata Szydolo, dijo tras los atentados de Bruselas que no veía "ninguna posibilidad de que ahora vengan migrantes a Polonia".

El portavoz del presidente polaco Andrzej Duda confirmó el jueves esa decisión y afirmó que Europa no ha investigado adecuadamente a los migrantes que llegan.

"El primer ministro está en lo correcto cuando dice que sin un sistema eficiente de centros de recepción... ningún país, incluidos Polonia, España, Alemania o Austria, es capaz de controlar por completo este problema", dijo el portavoz Marek Magierowski.

Polonia no ha estado en la ruta que los migrantes toman desde Turquía a Grecia y luego a través de los Balcanes hacia Europa occidental, pero se enfoca especialmente en la seguridad previo a dos importantes eventos internacionales de los cuales será anfitrión en julio: una cumbre de la OTAN y la reunión del papa Francisco con cientos de miles de jóvenes católicos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario