Cuba 15 julio 2016

Gobierno cubano advierte a choferes que no suban tarifas

LA HABANA (AP) — Las autoridades cubanas quitarán las licencias de los choferes particulares que eleven las tarifas de sus viajes de transportación local en la capital.

Muchos conductores comenzaron a cobrar el doble en sus taxis colectivos --en su mayoría viejos autos clásicos adaptados -- luego de que el gobierno señalara que la isla enfrentará meses difíciles debido a la crisis que enfrenta su principal aliado y proveedor de combustible, Venezuela.

"El gobierno en la capital se reunió de manera extraordinaria para evaluar la situación y adoptó medidas severas para los transportistas que incurren en esta violación de precios", indicó el portal oficial Cubadebate, el viernes, atribuyendo la información a Isabel Hamze, funcionaria provincial de La Habana.

"Las condiciones no han cambiado para que se eleve el costo de la transportación de pasajeros debido a la estabilidad del precio del combustible en el país. Asimismo las cuotas impositivas y los tributos que pagan los trabajadores por cuenta propia se mantienen como está establecido", agregó el reporte.

Los "almendrones" como se los denomina popularmente cobran entre 10 y 20 pesos cubanos (unos 40 a 80 centavos de dólar) por viaje de recorrido fijo entre un punto y otro de la ciudad con varios pasajeros que van subiendo y bajando a lo largo de la ruta y son una solución para muchas personas debido a las deficiencias del transporte por autobús.

En los últimos días algunos llegaron a pedir el doble por el recorrido.

Durante años, las licencias para estos automóviles colectivos estuvieron suspendidas, pero a partir de 2010 el gobierno del presidente Raúl Castro anunció una serie de reformas de apertura a la iniciativa privada, incluyendo la entrega de más de estos permisos para conductores.

Desde entonces la cantidad de taxis se multiplicó en la ciudad. La mayoría de estos vehículos compra el combustible en el mercado negro.

El precio se mantuvo desde la década pasada y en varias ocasiones los choferes incrementaron las tarifas pero las autoridades detuvieron esas iniciativas.

Según el director provincial de Transporte de La Habana, José Conesa, a los conductores que desafíen la prohibición de incrementar los precios se les retirará su licencia de manera definitiva.

También se habilitó un número telefónico para que la población realice las denuncias si detecta una violación de la medida y a partir del lunes 18 de julio se realizarán controles en los parqueos y puntos desde donde suelen partir esos vehículos.

La advertencia a los choferes toma importancia en momentos en que el gobierno reconoció las dificultades económicas relacionadas con la necesidad de ahorrar combustible y recursos energéticos en medio de un duro verano y con Venezuela atravesando una crisis.

La nación sudamericana provee, mediante créditos blandos, el 50% del crudo que la isla usa en su economía. Además las autoridades impusieron un recorte de la asignación de combustible a su flota estatal y otras medidas de austeridad como el apagado de aires acondicionados y ajustes en los horarios laborales a fin de ahorrar energía.

Las palabras del gobierno la semana pasada causaron toda clase de rumores entre la población, temerosa de regresar a la crisis de abasto y energético de los años 90, tras la caída de su aliado soviético, aunque en esta ocasión las autoridades negaron que la situación sea tan dramática y se afanaron por mostrar que el país se encuentra en otra situación.

____

Andrea Rodríguez está en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario