Mundo 08 julio 2016

Gobierno argentino defiende suba tarifas tras fallo adverso

BUENOS AIRES (AP) — El gobierno argentino se mostró determinado a defender los fuertes aumentos en las tarifas de gas luego de que una cámara federal los declaró nulos en todo el país.

El Ministerio de Energía y Minería dijo en un comunicado difundido la noche del jueves que está "analizando los alcances del fallo" de la cámara de la ciudad de La Plata, en la provincia de Buenos Aires, y que como hizo con los amparos impulsados por usuarios que consideran injustos los aumentos "dará todos los pasos procesales necesarios para defender las medidas tarifarias y que están plenamente basadas en los marcos legales de cada uno de los servicios públicos involucrados".

La Sala II de la Cámara Federal de La Plata, unos 60 kilómetros al sur de esta capital, declaró el jueves la nulidad de las resoluciones del Ministerio de Energía y Minería que autorizaron aumentos de hasta 400% en las tarifas residenciales de gas y ordenó retrotraer la situación a la fecha previa a su puesta en práctica, que fue el 1 de abril.

La misma sala se pronunció posteriormente de manera negativa sobre los aumentos en las tarifas de luz en las áreas en las que prestan servicio las empresas Edenor y Edesur, al suspender por espacio de tres meses las subas.

Mariano Lovelli,  dirigente del Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad, se mostró satisfecho con el fallo de la cámara. El abogado adelantó a emisoras radiales que pedirá "un escrito aclaratorio para que el fallo empiece a regir de manera inmediata y se ordene a las empresas que ciñan su facturación de acuerdo al cuadro tarifario anterior". Afirmó que "en algunos casos los aumentos no tienen ningún tipo de explicación" y son imposibles de pagar.

Indicó que el gobierno busca desde hace un tiempo llegar a la Corte Suprema lo antes posible en otros casos en los que obtuvo fallos adversos.

Otra cámara judicial suspendió recientemente por tres meses la aplicación de los aumentos del gas en las provincias sureñas de Río Negro y Neuquén y desde hace días se suceden los fallos de primera instancia en contra de la medida gubernamental con la que el gobierno de Mauricio Macri, que asumió en diciembre, buscó actualizar las tarifas que estaban congeladas, fuertemente subsidiadas por la administración anterior y desfasadas con la inflación.

Se espera que a partir de la decisión de la cámara de La Plata y de otras instancias judiciales la Corte Suprema se aboque a analizar la cuestión.

Las asociaciones de consumidores recomendaron no pagar las facturas de gas y luz y exigieron que se celebren audiencias públicas para determinar cómo deberían fijarse los incrementos.

Jorge Lapeña, uno de los directores de la empresa estatal de energía ENARSA, dijo a Radio Mitre que en Argentina se tiene que abonar por el gas y la energía eléctrica lo que se paga en la región y los mercados competitivos "que son valores muchos más altos que los de los últimos 15 años".  "Quienes crean que podemos volver a las tarifas de (el exministro de Planificación Julio) De Vido está equivocado", afirmó.

José Urtubey, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, instó en tanto al gobierno a que aplique de forma gradual los aumentos. Señaló que miles de pequeñas y medianas empresas "están afectadas" y apeló a la sensibilidad social de las autoridades, ya que los incrementos han contribuido a acelerar la inflación.

Urgido por los reclamos, el gobierno tuvo que aplicar las llamadas "tarifas sociales" que implican descuentos para los usuarios más necesitados.

Según expertos, el sector energético sufre una crisis debido a políticas de subsidios inadecuadas aplicadas en los últimos años y una desinversión de que ha hecho que Argentina tenga que importar gas de países vecinos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario