Mundo 27 febrero 2016

Gobernante irlandés lamenta pérdidas electorales

DUBLIN, Irlanda (AP) — Irlanda podría estarse enfilando hacia una alianza histórica entre viejos rivales políticos —los partidos Fina Gael y Fianna Fail— luego de que los resultados parciales de los comicios divulgados el sábado revelaron un fuerte rechazo de los electores al actual gobierno de coalición del primer ministro Enda Kenny.

Kenny manifestó su sorpresa ante las fuertes pérdidas imprevistas que tuvo su partido Fine Gael, de centro, e incluso ante los reveses más severos que sufrió su socio de izquierda, el Partido Laborista.

"La democracia puede ser muy emocionante pero es despiadada", afirmó.

Sin embargo, el gobernante irlandés de voz suave prometió mantenerse en el cargo al frente de un nuevo gobierno de coalición y señaló que podría buscar nuevos aliados con el único propósito de crear "un gobierno estable hasta donde sea posible".

Declinó descartar una asociación histórica con el Fianna Fail, que jamás ha compartido el poder con el Fine Gael desde que los respectivos fundadores de ambas fuerzas políticas asumieron bandos opuestos hace 94 años durante la guerra civil de Irlanda.

De acuerdo con la difusión de los resultados oficiales de la primera ronda de todos los 40 distritos electorales de Irlanda, el Fine Gael captó 25,5% de los primeros votos preferenciales en los comicios del viernes, una baja de 10,6 puntos porcentuales respecto de la elección anterior, la efectuada en 2011.

Falta concluir muchas rondas de escrutinio de votos de acuerdo al complejo sistema de representación proporcional de Irlanda. Previsiblemente para el lunes se anunciará a los ganadores de todas las 158 bancas del Parlamento.

El Fianna Fail —que enfrentó la ruina política en 2011 cuando condujo el país al filo de la bancarrota y a un humillante rescate financiero internacional— tuvo una fuerte recuperación de manera imprevista.

El partido captó 24,3% de los primeros votos preferenciales y parecía duplicar sus bancas parlamentarias a expensas del Fine Gael y el Laborista. Este último retuvo apenas un apoyo de 6,6%, una baja de 12,8 puntos porcentuales en comparación con 2011.

En un deslustroso tercer lugar se ubicaba el partido nacionalista Sinn Fein, de izquierda, que censuró con firmeza el plan de austeridad del gobierno, que aunque doloroso dio resultados.

El Sinn Fein captó un apoyo de 13,8% en su intento por aprovechar el descontento de los electores ante el periodo de alza de impuestos, recortes al gasto y bajas de sueldos que Irlanda apenas ha comenzado a dejar atrás.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario