Mundo 30 marzo 2016

Gobernador de Río lamenta el estado de las finanzas

RIO DE JANEIRO (AP) — En una inquietante señal previa a los Juegos Olímpicos, el gobernador interino de Río de Janeiro dijo el miércoles que las finanzas del estado se encuentran en una posición "trágica" e insinuó la posibilidad de vender propiedades para reforzar las arcas.

Francisco Dornelles, un exsenador con una larga carrera en el servicio público, dijo que "nunca había visto algo igual".

"Es la peor situación que he visto en mi carrera política", dijo Dornelles, quien ocupa el cargo del gobernador de Río, Luiz Fernando Pezao, el cual tiene licencia para someterse a un tratamiento contra el cáncer.

Dornelles, de 81 años, realizó sus declaraciones el miércoles durante una entrevista con el diario O Globo. Al ser localizado por The Associated Press, un portavoz de su oficina confirmó la entrevista, pero aclaró que Dornelles no daría comentarios adicionales.

La ciudad de Río de Janeiro, que forma parte del estado del mismo nombre, albergará los Juegos Olímpicos entre el 5 y el 21 de agosto, y en los últimos meses los organizadores han anunciado varios recortes, incluido el personal en sedes olímpicas de importancia.

Los reportes de prensa insinúan que la crisis financiera podría echar por la borda las promesas de presentar una extensión del metro financiada por el estado antes de que comience la justa, aunque las autoridades locales aseguran que están a tiempo.

Dornelles no reveló cifras, pero dijo que el desplome en la recaudación de impuestos es el culpable de la crisis financiera del estado.

La mayoría de los ingresos fiscales de Río provienen de la paraestatal Petrobras, que está en medio de una gran investigación por corrupción que ha involucrado a varios altos políticos y empresarios. La semana pasada, la petrolera reportó una histórica pérdida trimestral de 10.200 millones de dólares, debido en parte a la gran reducción del valor de algunos activos ante los bajos precios del petróleo.

Dornelles dijo que se requeriría de un "gran esfuerzo" por parte del estado para cumplir con todas sus obligaciones, y que buscaba un crédito y otras medidas para inyectar a los decrecientes ingresos. Insinuó que una de las opciones era la de vender propiedades del estado.

Brasil sufre su peor recesión en varias décadas. Se espera que la mayor economía de Latinoamérica se contraiga 3,6% en 2016, luego de un 2015 igualmente malo.

En tanto, la presidenta Dilma Rousseff encara procedimientos de destitución en el Congreso, mismos que prácticamente han eliminado su capacidad para presentar una legislación que podría aliviar la desesperada situación fiscal de las provincias brasileñas.

Brasil también atraviesa un brote del virus zika, que los investigadores creen está vinculado al incremento de nacimientos de bebés con cabezas anormalmente pequeñas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario