Negocios 29 marzo 2016

General Mills vende negocios en Venezuela

CARACAS, Venezuela (AP) — La corporación estadounidense General Mills anunció la venta de todos sus negocios en Venezuela, que incluyen Underwood y las marcas de alimentos Rico Jam y Frescarini, al inversionista privado Lengfeld Inc.

La decisión de General Mills de abandonar el país generó numerosas reacciones de preocupación en las redes sociales por la posible desaparición de uno de los principales productos de la empresa que es la carne enlatada "Diablitos Underwood", que por varias décadas ha formado parte de la dieta de los venezolanos.

"Ni los diablitos pueden vivir en Venezuela", dijo en su cuenta de Twitter el expresidente de la mayor cámara de empresarios del país, Jorge Roig, al lamentar la salida del país de la corporación estadounidense en medio de la compleja crisis económica que agobia a los venezolanos.

Sean Walker, presidente de General Mills Latinoamérica, indicó que la decisión se basó en "priorizar otras oportunidades de crecimiento dentro de nuestro portafolio en Latinoamérica".

La empresa informó el 23 de marzo, al presentar sus balances financieros, que como resultado de la venta de sus operaciones en Venezuela esperan registrar una pérdida de 35 millones de dólares antes de impuestos en el cuatro trimestre del actual período fiscal.

Asimismo, General Mills admitió que registró el año pasado pérdidas cambiarias por 7 millones de dólares. En Venezuela está vigente desde hace 13 años un estricto control de cambio que ha llevado a numerosas empresas internacionales a registrar millonarias pérdidas, situación que ha forzado a algunas a salir del país.

General Mills contaba en Venezuela con un plantel de 611 trabajadores y operaba desde 2001 la popular marca de carne enlatada. La corporación asumió el control de Underwood como parte de la adquisición de Pillsbury.

Un miembro del sindicato de General Mills, Gregorio Hernández, dijo al portal de noticias local El Estímulo que los diferentes productos de la empresa como vegetales enlatados, barras de granola, mezclas para tortas y galletas, pastas rellenas, helados y la línea de especialidades mexicanas se seguirán distribuyendo en el país por lo menos hasta fines de año.

Venezuela está sumida en una compleja crisis dominada por una desbordada inflación que según estimaciones del FMI podría alcanzar este año 720%, severos problemas de desabastecimiento de alimentos, medicinas y otros productos básicos y una fuerte recesión que se prevé podría agravarse por la caída del precio del petróleo, que representa cerca de 94% de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario