Mundo 06 julio 2016

General condenado dice someterse a Tribunal Especial de Paz

BOGOTA, Colombia (AP) — Un general en retiro del ejército colombiano, condenado a 37 años de cárcel por una masacre perpetrada por paramilitares, dijo que está dispuesto a someter su caso al Tribunal Especial de Paz que entrará en vigencia apenas se firme el proceso de negociación entre el gobierno y la guerrilla de las FARC.

Se trata del general en retiro Jaime Humberto Uscátegui, quien envió una carta al ex presidente colombiano César Gaviria (1990-1994), una copia de la cual fue enviada a la AP por José Jaime Uscátegui, hijo del otrora uniformado.

En la misiva, el general retirado sostiene que "someteré mi caso, en la medida de que existan unas mínimas garantías, al Tribunal Especial de Paz para demostrar mi inocencia" ya que según dijo "hasta el último de mis días reivindicaré mi buen nombre y la honorabilidad de las tropas que dirigí".

Entre el 15 y el 20 de julio de 1997 un grupo de paramilitares llegó hasta el remoto poblado de Mapiripán, en el departamento de Meta y a 300 kilómetros al sureste de Bogotá, y asesinó a un número indeterminado de personas. En principio la Fiscalía aseguró que las víctimas fueron 49, pero años después estableció que en realidad habían sido 10.

Por esos hechos, en junio de 2014, la Corte Suprema de Justicia condenó a Uscátegui a 37 años de prisión "porque incumplió el deber de protección a la población civil pese a tener la posición de garante institucional que le asigna la Constitución".

Al momento de la matanza, Uscátegui, que siempre ha pregonado su inocencia, se desempeñaba como comandante de la VII Brigada del ejército con sede en la ciudad de Villavicencio.

En septiembre del año pasado el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se pusieron de acuerdo sobre cómo operará la justicia transicional apenas se selle la paz, es decir, la forma como serán procesados y juzgados todos los actores del conflicto armado colombiano.

Desde fines de 2012, la administración de Santos y las FARC adelantan en la capital cubana un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario