Entretenimiento 10 junio 2016

G. Bretaña conmemora con gratitud los 90 años de la reina

LONDRES (AP) — Gran Bretaña celebró el 90 cumpleaños de la reina Isabel II y su servicio al país el viernes con una suntuosidad, pompa y oración solemnes en la Catedral de San Pablo, previo a un fin de semana de festividades.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, marcó la pauta al recordarle al país la larga vida y servicio dedicado de la monarca. En esencia, dijo que la nación era afortunada porque Isabel llegó al trono por azar.

"Recordamos los 90 años de Su Majestad en la vida de nuestra nación con profundo asombro y profunda gratitud", dijo. "En la guerra y la adversidad, en la agitación y el cambio, hemos sido sostenidos de manera temerosa y maravillosa".

La celebración ha sido un asunto prolongado que comenzó con su cumpleaños real en abril. El cumpleaños oficial de la reina es tradicionalmente celebrado en junio cuando el clima de Gran Bretaña puede ser más favorable.

La monarca, ataviada en un primaveral vestido con saco amarillos y sombrero, y su esposo, el príncipe Felipe, asistieron al servicio de agradecimiento en la Catedral de San Pablo el viernes, en el 95 cumpleaños de Felipe.

Isabel se volteó y le sonrió a una multitud que le cantó "Cumpleaños feliz" mientras subía las escaleras en la entrada de la catedral.

Entre aquellos que la homenajearon estuvo el popular naturalista y presentador David Attenborough, quien leyó un cuento corto del creador de "Paddington Bear" Michael Bond. Ambos hombres cumplieron 90 años este año y asistieron al servicio.

El príncipe Carlos y su esposa Camila, el príncipe Guillermo y su esposa Kate, el príncipe Enrique y docenas de otros miembros de la realeza fueron acompañados por políticos y la comunidad en general en una estruendosa interpretación de "God Save the Queen", o "Dios salve a la reina".

El tradicional desfile Trooping the Color, o el saludo a la bandera, se realizará el sábado, en el cumpleaños oficial de la reina. Se espera que el evento atraiga multitudes de británicos y visitantes al Palacio de Buckingham para una posible aparición de la realeza en el balcón.

El domingo, en la plaza frente al palacio, se ofrecerá un almuerzo para casi 10.000 trabajadores de organizaciones benéficas, patrocinadores y miembros de la familia real.

Habrá fiestas callejeras en muchos lugares, incluyendo algunas en países de la Commonwealth e incluso en Estados Unidos.

Los diarios británicos han estado llenos de himnos a la reina, y las editoriales han exhortado al público a mostrar su gratitud por su largo reinado.

Felipe, quien sufre de cardiopatía, no pudo asistir a un evento reciente por motivos de salud pero se espera que participe en las celebraciones del fin de semana.

Tras los tres días de celebración, la reina se enfocaría en la temporada de carreras de caballos y sus largas vacaciones de verano en Escocia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario