Mundo 21 mayo 2016

Fujimori critica que la investiguen por lavado de activos

LIMA, Perú (AP) — La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori criticó el viernes una investigación preliminar contra ella y su marido por el presunto delito de lavado de activos que un fiscal emprendió en marzo y que se dio a conocer por la mañana, a menos de tres semanas de que se realicen las elecciones presidenciales de la segunda vuelta.

Fujimori dijo a la prensa que la investigación se basa en "acusaciones infundadas, traídas de los pelos y que aparecen convenientemente para beneficio de mi contrincante este mes". La diligencia es realizada por el fiscal Germán Juárez, quien también investiga por el mismo delito de lavado de activos a la primera dama Nadine Heredia, enemiga política de Fujimori.

En un documento obtenido por la AP, el fiscal Juárez argumentó que la investigación "tiene por finalidad determinar el universo patrimonial de los investigados, su origen y destino".

Se investiga el dinero que el partido de Fujimori recaudó en cócteles y otros aportes monetarios, entre ellos los otorgados por una organización llamada "LVF Liberty Institute que fue constituida en Delaware (Estados Unidos) y así poder evitar consignar a los donantes". También se investiga al estadounidense nacionalizado peruano Mark Vito Villanella, esposo de Fujimori, por la compra de dos terrenos en Lima.

Fujimori afirmó que tiene la total seguridad de "que la investigación preliminar será desestimada por el fiscal del caso".

El fiscal general, Pablo Sánchez, confirmó la investigación a la prensa. "Se trata de una investigación preliminar que puede, o no, pasar a una investigación preparatoria", dijo Sánchez durante una actividad pública.

El partido de Keiko Fujimori, llamado Fuerza Popular, ha afrontado en los últimos días diversas imputaciones. Muchos peruanos han recordado durante la campaña el gobierno de su padre, el expresidente Alberto Fujimori, quien cumple una condena de 25 años de cárcel por su autoría mediata en el asesinato de 25 peruanos y acumula otras cuatro condenas adicionales por corrupción.

El domingo, el legislador Joaquín Ramírez, el más importante miembro del partido de Fujimori y uno de los financistas claves de la campaña, fue acusado en un reportaje en conjunto de la televisora América y la estadounidense Univisión de ser investigado por la DEA.

La DEA, agencia antidroga de Estados Unidos, dijo el lunes en una declaración escrita enviada a la AP que "actualmente, Keiko Fujimori no está siendo investigada, ni ha sido investigada previamente por la DEA". La DEA se abstuvo de comentar sobre si está, o no, investigando a Ramírez.

El martes, el portal investigativo peruano ojo-publico.com afirmó que Ramírez es investigado por la DEA debido a sus nexos con otro peruano llamado Miguel Arévalo, quien logró dos veces que se le archiven investigaciones fiscales en Perú por lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

El miércoles, Ramírez pidió una licencia temporal para ser apartado del cargo de secretario general del partido fujimorista luego que la procuradora antidrogas de Perú, Sonia Medina, solicitara a la fiscalía que se inicie una investigación preliminar contra el legislador por el presunto delito de lavado de activos proveniente del narcotráfico.

Ramírez —de 46 años y quien afirma empezó su fortuna como cobrador de un bus del transporte público— posee inmobiliarias, gasolineras, importadoras, una universidad y un equipo de fútbol local. Además de dinero, el legislador aporta la casa donde funciona el cuartel general del fujimorismo y la camioneta en la cual la candidata Keiko Fujimori viaja por el país.

Tras las imputaciones a Ramírez, Fujimori dijo el viernes que su partido comenzará a pagar alquiler por el local de campaña y usará su propia camioneta.

Keiko Fujimori y Pedro Kuczynski disputarán las elecciones presidenciales de segunda vuelta en Perú el 5 de junio. Quien gane gobernará desde el 28 de julio.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario