Mundo 26 abril 2016

Fuerzas de seguridad inician recuperación de territorios

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — Fuerzas combinadas de la policía y del ejército comenzaron el martes el despliegue para recuperar y controlar los territorios asediados por las pandillas en los 10 municipios donde se registra mayores hechos de violencia.

"Vamos a realizar acciones de cierre, controles vehiculares, cerrar algunas colonias para verificar la entrada y la salida de las personas, tratar de ubicar a cabecillas de pandillas que están en libertad y que no han sido capturados aún", dijo el director de la Policía Nacional Civil, comisionado Howard Cotto, que presidió el acto oficial que se realizó en la colonia La Campanera, de Soyapango, en la periferia este de la capital.

"Estamos lanzando un esfuerzo que pretende consolidar la presencia en los 10 municipios con mayor incidencia delictiva y específicamente en los 81 sectores de esos municipios donde más registramos incidentes violentos", dijo Cotto.

Las unidades integradas por 600 militares y 200 policías, equipados con fusiles M-16, camiones blindados equipados con ametralladoras 50 , y apoyados por helicópteros, comenzaron el despliegue en La Campanera un bastión de la pandilla Barrio 18 y continuarán hasta ocupar los 37 sectores del área metropolitana de San Salvador.

El comisionado explicó que en este esfuerzo para golpear y desmantelar las pandillas, "hemos tenido un éxito bastante contundente" y señaló que en estos municipios con mayor índice de violencia en enero se registraron 158 homicidios y en lo que va de abril solo se reportan 58.

"Esperamos que con la presencia de nuestro personal se consoliden las acciones de tranquilidad en estas comunidades", afirmó.

Por su parte el coronel David Moreno García que comanda la Fuerza de Tarea Thor del ejército explicó que los militares estarán encargados de establecer dispositivos de cierre de determinadas áreas a fin de asegurar los allanamientos de la policía para "liberar aquellas casas que han sido tomadas en forma ilegal por aquellos terroristas que han atemorizado a la población salvadoreña llevando dolor y muerte a nuestros hermanos".

Hace una semana el gobierno salvadoreño desplegó un contingente de 1.000 soldados y policías de las fuerzas elites para buscar y desmantelar los grupos de pandillas que en las últimas semanas han emigrado a las zonas rurales, donde han perpetrado enfrentamientos armados con las fuerzas gubernamentales.

Estas unidades especiales que cuentan con toda la tecnología, comunicaciones, armas, transporte aéreo, marítimo y terrestre, tienen entre sus misiones prioritarias perseguir y capturar a unos 100 cabecillas de las pandillas.

Cotto destacó que el accionar de esta fuerza especial ha comenzado a dar resultados, desmantelando campamentos improvisados y hasta un escondite subterráneo, y dijo tener información que estarían regresado a las ciudades.

"Nosotros estamos listos para asumir el compromiso que ello conlleva, (y) también tenemos unidades especializadas" para combatirlos en las ciudades, aseguró.

Para combatir a las pandillas, el gobierno puso en marcha una serie de medidas extraordinarias como el estado de emergencia en siete cárceles y aisló a los cabecillas de las pandillas para evitar que desde las cárceles sigan ordenando los homicidios, las extorsiones y otros delitos.

Según las autoridades, las pandillas establecidas en populosos barrios y comunidades integradas por más de 70.000 jóvenes y adultos son los responsables de la mayoría de crímenes que se cometen en el país. Más de 13.000 pandilleros están presos y sus cabecillas han sido enviados al penal de máxima seguridad conocido como Zacatraz.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario