Mundo 21 noviembre 2016

Fuerzas iraquíes se reagrupan en Mosul

MOSUL, Irak (AP) — Las tropas iraquíes que combaten contra el grupo Estado Islámico a las afueras orientales de Mosul se reagruparon y registraban casa por casa en busca de vehículos preparados para ataques suicidas, señaló el lunes un destacado comandante.

Las fuerzas especiales frustraron dos intentos de ataque suicida el lunes por la mañana disparando con un tanque de fabricación estadounidense sobre los vehículos cuando se aproximaban, lo que los hizo explotar antes de que alcanzaran sus objetivos, explicó el mayor general Sami al-Aridi.

Una mujer civil resultó herida, señaló el comandante de las fuerzas especiales.

El Ejército iraquí lanzó una campaña el 17 de octubre para recuperar Mosul, la segunda ciudad más grande del país y el último gran bastión urbano que controla el grupo extremista en Irak. La mayoría de los progresos hasta ahora los han logrado las fuerzas especiales que operan en la zona de Mosul al este del río Tigris.

Otras fuerzas avanzan hacia la ciudad desde distintas direcciones, y una coalición militar liderada por Estados Unidos presta apoyo aéreo.

Pero la pausa del lunes y el peligro que siguen planteando para las tropas los ataques suicidas y los francotiradores subrayan las dificultades de la campaña, incluso en el este de Mosul, donde operan las tropas más experimentadas del Ejército iraquí. Sus planes de combate se ven muy lastrados por la presencia de en torno a un millón de civiles que siguen viviendo en Mosul, una amplia ciudad dividida en dos por el Tigris.

La resiliencia de los milicianos del grupo extremista y los reparos del Ejército y sus aliados occidentales a utilizar toda su potencia de fuego para evitar bajas civiles se reflejan en el lento avance de la campaña. Más de un mes después de que comenzara la campaña, las fuerzas especiales siguen a 10 kilómetros (6,2 millas) del centro de Mosul.

El grupo extremista tomó Mosul en el verano de 2014 dentro de una ofensiva relámpago en la que casi un tercio de Irak quedó bajo control de la milicia. Durante el último año, tropas iraquíes, policía federal y milicias chiíes y suníes aliadas han expulsado a milicianos del grupo radical de la amplia provincia suní de Anbar, al oeste de Bagdad, y de zonas al norte y el este de la capital iraquí.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario