Deportes 27 febrero 2016

Fuente AP: Infantino ganará menos que el número 2 de FIFA

ZURICH, Suiza (AP) — Después de 17 años de mando autocrático de Joseph Blatter, habrá una clara señal de que la presidencia de la FIFA no tiene los mismos poderes que antes cuando se revele el salario de Gianni Infantino.

El mandamás del fútbol mundial ya no será la persona mejor pagada en el organismo, según las reformas aprobadas tras los escándalos de corrupción que pusieron a la FIFA de rodillas.

En cambio, la mano derecha de Infantino, que será un director ejecutivo bajo la nueva estructura del organismo, ahora tendrá un salario mayor que el presidente, dijo el sábado una persona con conocimiento de la situación.

Un comité de remuneración, compuesto por tres personas, decidirá que ni Infantino ni su director ejecutivo pueden ganar más que Blatter, que según reportes tenía un salario de unos seis millones de dólares, una cifra que la FIFA no negó y que probablemente fluctuaba con bonificaciones.

Infantino, quien deja su cargo como secretario general de la UEFA, tiene planes de nombrar un director ejecutivo que no sea europeo. Con la nueva separación de poderes, el suizo ya no tendrá influencia sobre los contratos comerciales y por lo tanto no recibirá bonificaciones, dijo la persona que habló bajo la condición de no ser identificada porque la FIFA no permite actualmente que se divulguen los sueldos de sus dirigentes.

Esa política cambiará el próximo mes, cuando la FIFA anunciará sus salarios por primera vez en su informe financiero anual, otra de las reformas aprobada el viernes poco antes que Infantino fuese elegido presidente.

El viernes fue el último día de Blatter en la nómina de la FIFA, el organismo al que llegó en 1975 y que dirigió durante 17 años, hasta que en diciembre fue hallado culpable por un juez de ética de la organización de autorizar en 2011 un pago antiético de dos millones de dólares a Michel Platini.

La presidencia volverá a ser un cargo no ejecutivo y con ribetes más diplomáticos, como era antes de que Blatter fuese elegido por primera vez en 1998 y poco a poco tomara control de todas las operaciones. Bajo la presidencia de Joao Havelange, Blatter administraba las operaciones del organismo como su secretario general.

"Se volvió a la era de Havelange, cuando él era presidente, y el secretario hacía todo el trabajo", dijo Blatter el sábado en una entrevista con la AP cuando se le informó sobre la nueva estructura salarial.

La inhabilitación de Blatter del fútbol fue reducida de ocho a seis años esta semana.

Al elegir a Infantino el viernes en una segunda ronda de votación, el congreso de la FIFA optó por otro presidente oriundo del cantón suizo de Valais, donde también nació Blatter.

Pero los electores esperan que esa sea la única similitud.

Infantino, de 45 años, es visto como un funcionario con las manos limpias, justo lo que la FIFA necesita para proteger su estatus de víctima en la investigación criminal de Estados Unidos por sobornos y crimen organizado en el fútbol.

Como miembro del comité de reformas creado después de la primera ronda de arrestos de dirigentes en mayo pasado, Infantino ha estado involucrado en los esfuerzos por reconfigurar el organismo.

Pero cuando primero se discutió la posibilidad de restar autoridad al presidente, Platini era considerado como el sucesor de Blatter, posiblemente con Infantino como su principal administrador.

Ese libreto se estropeó cuando Platini también fue sancionado por el pago que sepultó a Blatter.

Victor Montagliani, presidente de la federación de Canadá y quien trabajó en las reformas junto con Infantino, cree que a pesar de las limitaciones, el nuevo presidente tendrá una influencia importante sobre la administración de la FIFA.

"Todo eso del poder en la oficina del presidente, es cosa del pasado", dijo Montagliani a la AP. "Creo que el liderazgo no se trata del poder, se trata del servicio. Todos estamos al servicio del deporte, y creo que hay un cambio generacional en el fútbol".

El director del comité de reformas, Francois Carrard, elogió a Infantino como "el candidato más completo", aunque advirtió que no se debe apresurar a declarar el inicio de una nueva era.

"Es un hombre de acción, es alguien de hechos, no de palabras", indicó Carrard. "Si hubiese otro presidente, tendría que pasar por un período de aprendizaje, y él no lo necesita. El conoce bien las reformas".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario