Mundo 12 mayo 2016

Francia: gobierno sobrevive voto de confianza

PARIS (AP) — El primer ministro francés sobrevivió el jueves a una votación de confianza causada por una divisiva ley de reforma laboral, mientras decenas de miles de manifestantes salían a las calles en las principales ciudades del país para protestar contra la medida.

Enfrentando protestas casi diarias y un estancamiento en la legislatura, el gobierno decidió usar una medida especial para pasar la ley sin votación en la cámara baja. Los conservadores trataron de objetar el paso con un voto de confianza, pero con 246 votos no alcanzaron los 288 necesarios para derrotar el gobierno.

La disputada reforma laboral —que incluye jornadas más largas, despidos más fáciles y sindicatos debilitados— será debatida ahora en el Senado.

El primer ministro, el socialista Manuel Valls dijo en su discurso a los legisladores que está orgulloso de la propuesta de ley porque ayudará al progreso social y es "una reforma indispensable" en un mundo globalizado.

Una marcha en medio de la lluvia en París fue mayormente pacífica, pero la policía usó gas lacrimógeno contra algunos manifestantes. Escenas similares ocurrieron en Marsella y Nantes.

Nuevas protestas convocadas por los sindicatos para rechazar la reforma ya fueron convocadas para la próxima semana.

La reforma laboral es la más radical intentada por un gobierno, de derecha o izquierda, en años y ha causado protestas a menudo violentas desde las áreas vinícolas hasta los empobrecidos suburbios.

Ha dividido a los socialistas y dañado aún más sus probabilidades de mantener la presidencia y el control legislativo el año próximo.

Los manifestantes están furiosos además por la decisión del gobierno de no someter la medida a votación en la cámara baja, usando en lugar de ello un artículo de la Constitución.

"El gobierno tiene que escucharnos. La democracia debe prevalecer, dentro de nuestro movimiento y en la Asamblea Nacional", dijo Philippe Martinez, secretario general de la central sindical CGT.

Usar la constitución para aprobar la ley "solamente ha azuzado la furia de trabajadores, estudiantes y ciudadanos en general", dijo a reporteros. "Al ignorarnos, el gobierno terminará encontrándose con una trabazón".

La propuesta de ley es relativamente moderada, especialmente luego que el gobierno la suavizase para satisfacer demandas gremiales.

No aboliría la semana laboral de 35 horas, pero permitiría a las compañías negociar acuerdos por hasta 48 horas por semana o turnos de 12 horas. Cambiaría las reglas para despidos por las compañías, para crear más flexibilidad durante bajas económicas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario