Mundo 26 octubre 2016

Francia declara vacío el campamento de migrantes de Calais

CALAIS, Francia (AP) — Las autoridades francesas declararon el miércoles vacío el campamento de Calais conocido como "la jungla" después que una serie de incendios iniciados por los migrantes al partir aceleraron los planes de evacuación.

Funcionarios locales anunciaron la destrucción del campamento, donde miles de personas que huyeron de la guerra y la pobreza vivieron en condiciones de extrema miseria a la espera de la oportunidad de cruzar el Canal de la Mancha a Gran Bretaña.

"El campamento está totalmente vacío. Ya no hay migrantes en el campamento", dijo la prefecto Fabienne Buccio, la mayor autoridad en la región. "Nuestra misión está plenamente cumplida".

Dijo que los incendios en amplios sectores del campamento que comenzaron a medianoche y continuaron hasta la mañana "muestran que el campamento está vacío".

Las autoridades dijeron que cuatro afganos habían sido detenidos horas antes bajo sospecha de encender las llamas, que dejaron una persona levemente herida.

"Los afganos, cuando se van, encienden fuegos. No es costumbre nuestra", dijo Buccio.

Las cuadrillas de limpieza removerían los escombros y retirarían los restos de carpas y refugios por la noche, dijo la funcionaria.

Se veían migrantes en los alrededores a pesar del anuncio, pero las autoridades dijeron que dejarían de registrar gente para el miércoles por la noche.

Los migrantes acuden a la región de Calais desde hace décadas, pero el campamento ha crecido a la par de la crisis de los migrantes. A medida que se volvió un enorme barrio precario sostenido por grupos de socorro, Francia decidió clausurarlo.

Las autoridades dijeron que 1.500 migrantes serán enviados a centros de recepción en diversas partes de Francia. Unos 5.000 recibieron refugio desde el lunes cuando comenzó el operativo.

Menores no acompañados fueron alojados en contenedores con calefacción en lugares del campamento donde aparentemente no llegaron las llamas.

A medida que se hacía carne la realidad de la evacuación, migrantes temerosos de Afganistán, Sudán, Eritrea, Siria y Pakistán trataban de afrontar la nueva realidad. Algunos dijeron que seguirían su camino.

Numerosos migrantes que se alejaban con sus mochilas dijeron que no subirían a un autobús y que esperaban entrar clandestinamente en territorio británico.

"Esta jungla no es buena. Vamos a una nueva jungla", dijo un paquistaní veinteañero que se identificó como Muhammad Afridi. Dijo que se juntaría con otros 30 en un lugar que no identificó.

El campamento llegó a tener 6.300 migrantes, según las autoridades, pero los grupos socorristas dicen que la cifra fue mucho mayor.

___

La periodista de AP Writer Sylvie Corbet contribuyó a este despacho desde París.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario