Associated Press 19 julio 2016

Florida: Reportes policiales describen detalles de masacre

ORLANDO, Florida, EE.UU. (AP) — Las autoridades acababan de ingresar al club nocturno Pulse por un hueco en la pared y algunas personas atrapadas adentro con el pistolero Omar Mateen comenzaron a escapar. Miembros de la unidad SWAT cargaron a un hombre que tenía heridas de bala en piernas, cadera y un hombro, y lo llevaron hasta el policía Luke Austin. El hombre sangraba abundantemente.

Austin lo agarró y le dijo: "¡Sigue conmigo, no te rindas! ¡Vamos a llevarte a un sitio seguro!".

Momentos más tarde, Mateen comenzó a disparar contra miembros del SWAT, que a su vez dispararon y lo mataron.

El recuento de Austin es uno de decenas en los reportes policiales complementarios dados a conocer el martes y que dan mayores detalles sobre la respuesta de la policía de Orlando a la masacre de 49 personas en el club gay Pulse, la peor en la historia moderna de los Estados Unidos.

Los agentes que relatan sus papeles en los reportes fueron los primeros en responder a una llamada de un colega que trabajaba como guardia de seguridad cuando Mateen comenzó a disparar en el club. Algunos críticos cuestionan por qué pasaron tres horas desde que Mateen disparó por primera vez hasta cuando fue muerto. La policía dice que Mateen se había parapetado en un baño al que habían escapado algunos visitantes del club y que la situación se había vuelto una crisis de rehenes.

Los reportes no responden a esa pregunta, pero varios agentes que entraron al club mientras Mateen disparaba dijeron que no pudieron ubicar al atacante.

"Una vez dentro del edificio noté de inmediato numerosos cuerpos en el suelo así como personas corriendo", dijo el policía James Falbo. "Al adentrarme más en el edificio, escuché varios disparos, pero no pude determinar dónde estaba el atacante".

Los policías en los reportes hablan de cuerpos inmóviles en el suelo, personas histéricas, los heridos agarrándoles los tobillos para pedir ayuda y víctimas sangrando cuando las sacaban.

Austin dijo que él y otros dos policías llevaron al hombre con múltiples balazos a una camioneta y le acostaron en la parte trasera. Austin se quedó con el hombre mientras era llevado en la camioneta hasta donde esperaban ambulancias.

"Yo permanecí apoyado en manos y rodillas, mirando a la víctima a los ojos y diciéndole: "Sigue conmigo, estoy aquí, contigo, estás a salvo. Yo le tocaba periódicamente la mejilla para recuperar su atención y mantenerle alerta, mientras él se movía por el dolor en todo su cuerpo".

El policía Richard Fink entró al Pulse desde el patio durante el tiroteo. Al igual que Falbo, dijo que no pudo determinar de dónde procedían los disparos. Fink dice que le agarró las muñecas a un hombre herido que le dijo que no podía caminar y lo arrastró afuera a través del patio. Regresó adentro e hizo lo mismo con un segundo herido. También ayudó a evacuar a personas ocultas en una oficina.

"Había muchas víctimas y necesitábamos muchas ambulancias", escribió.

___

Mike Schneider está en: http://twitter.com/mikeschneiderap

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario