Associated Press 14 octubre 2016

Florida exige voto unánime para imponer pena de muerte

TALLAHASSEE, Florida, EE.UU. (AP) — La suerte de los condenados a muerte y de los procesados por asesinato en Florida ha quedado en la incertidumbre luego que el máximo tribunal del estado determinó que de ahora en adelante hará falta la opinión unánime del jurado para imponer la pena capital.

Por cinco votos a favor y dos en contra, la Corte Suprema de Florida anuló una ley previa según la cual un reo podía ser sentenciado a muerte si 10 de los 12 miembros del jurado votan a favor. El tribunal agregó que esta ley no podrá ser aplicada en los procesos que están en curso en el estado.

Entretanto, en otra decisión importante el viernes, el tribunal dejó abierta la posibilidad de que reduzcan las sentencias a los condenados a muerte.

El máximo tribunal decidió que Timothy Lee Hurst, convicto de un asesinato ocurrido en 1998 en un restaurante de comida rápida en Pensacola, merece una nueva audiencia de imposición de sentencia.

En el caso de Hurst el jurado se había quedado estancado siete a favor y cinco en contra sobre imponerle la pena de muerte, pero el juez decidió a favor de la pena capital. La Corte Suprema de Florida inicialmente ratificó la sentencia, pero la Corte Suprema federal en enero pasado decidió que la ley sobre pena capital de Florida era anticonstitucional y obligó al tribunal estatal a reconsiderar su postura.

El fallo de la Corte Suprema federal llevó al estado a suspender dos ejecuciones. La Legislatura estatal respondió modificando la ley de tal manera que se requeriría el voto afirmativo de 10 de los 12 jurados para imponer la pena de muerte. Anteriormente era suficiente con que una mayoría de los jurados se pronuncie a favor del castigo.

Los jueces decidieron que esos cambios no eran suficientes.

"Si 'la pena de muerte es un caso especial' como lo han reiterado este tribunal y la Corte Suprema de Estados Unidos, entonces exigir la unanimidad en la recomendación final del jurado sobre vida o muerte es un requisito esencial para que la pena de muerte siga siendo constitucional en este estado", escribió la jueza Barbara Pariente en su ensayo fundamentando la decisión.

Sin embargo los jueces rechazaron el pedido de que se les reduzca a cadena perpetua las sentencias de todos los 385 condenados a muerte en el estado. De cualquier manera es muy probable que, dada la decisión el caso Hurst, muchos presos soliciten una nueva sentencia.

Jackie Schutz, vocera del gobernador Rick Scott, dijo que las autoridades "están revisando" la decisión judicial y que no habría más comentarios por el momento.

La decisión del tribunal significa que la Legislatura de Florida tendrá nuevamente que modificar la norma sobre cómo imponer la pena capital. Los legisladores deberán regresar a la cámara por un día, para una sesión organizativa, en noviembre, pero no habrá sesiones regulares hasta marzo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario