Miami 22 julio 2016

Florida alerta de falta de fondos para combatir el zika

MIAMI (AP) — Los responsables del control de mosquitos en Florida temen no poder mantener sus esfuerzos para contener a los insectos que contagian el zika sin financiamiento federal, mientras crece el temor a una primera infección por picadura de mosquito en territorio continental estadounidense.

Camiones de fumigación recorrieron el jueves el condado de Miami-Dade, donde las autoridades sanitarias investigan un diagnóstico de zika que no parece tener relación con un viaje fuera de Estados Unidos. El zika suele contagiarse por picadura de mosquitos, pero casi todos los casos en Estados Unidos se han contagiado en otros países o por relaciones sexuales con alguien que lo contrajo en el extranjero.

"En este caso queremos asegurarnos de que reducimos a cero la población de mosquitos, si es posible", dijo Chalmers Vazquez, director de operaciones de control de mosquitos en el condado.

Los inspectores de Vasquez van casa por casa capturando mosquitos para analizarlos, fumigan a mano y retiran el agua estancada donde crían. Este control y vigilancia tan agresivo es ahora rutina en el condado de Miami-Dado, que lidera la lista de casos confirmados de zika vinculados con viajes en Florida.

El Departmaneto de Sanidad del estado anunció el jueves que se estaba investigando otro caso de zika en el condado de Broward que no estaría relacionado con viajes.

Aunque es probable que aparezcan mosquitos con zika en Estados Unidos, las autoridades sanitarias no esperan grandes brotes como los registrados en América Latina y el Caribe. El zika es una enfermedad tan leve para la mayoría de la gente que ni siquiera sabe que lo tiene, pero se ha descubierto que produce graves defectos de nacimiento si se infecta una mujer embarazada.

Al mosquito tropical que lo porta, el aedes aegypti, le gusta vivir cerca de la gente y no viaja mucho. Los expertos creen que la existencia de construcciones mejores, el uso más extendido del aire acondicionado y de mosquiteras, junto con un mayor empleo de repelente de insectos y medidas antimosquitos más generales ayudarán a controlar su expansión por mosquitos en Estados Unidos.

El mismo insecto ha llevado también el dengue y el chikungunya a Florida y a la frontera entre Texas y México, pero sólo en brotes poco numerosos.

Aun así incluso los supuestos casos requieren costosas respuestas y los inspectores barren zonas para eliminar sus criaderos, colocar trampas y matar a todos los mosquitos que ven. "Intentamos acceder a todos los jardines que podemos", dijo Vasquez.

Por ahora, ningún mosquito recogido en Miami-Dade ha dado positivo en zika ni en otros virus transmitidos por la misma especie, según autoridades estatales y del condado.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dijeron haber proporcionado 8 millones de dólares a Florida en fondos específicos para combatir el zika, y la Casa Blanca señaló que el estado puede esperar otros 5,6 millones de dólares a través de una asignación.

Sin embargo, el estado no ha podido cubrir la mayor parte de su petición de financiamiento por valor de 15 millones de dólares, y el Congreso inició sus siete semanas de vacaciones sin dar a la administración Obama ninguno de los 1.900 millones de dólares que solicitó para hacer frente a la enfermedad.

Los distritos de control de mosquitos de Florida pueden responder a las infecciones de zika por ahora, pero hacerlo merma el presupuesto para otras amenazas a largo plazo.

El condado de Volusia ha confirmado sólo tres casos de zika relacionados con viajes, pero responder a cada uno costó entre 9.000 y 24.000 dólares en función de las condiciones locales, indicó Jim McNelly, director de control de mosquitos en el condado, situado en la costa del Atlántico.

"Si uno multiplica los casos que hemos tenido con los casos posibles, ya hemos gastado de 50.000 a 60.000 dólares este año. Es dinero que no teníamos presupuestado", explicó McNelly. "Tratamos un caso potencial igual que uno confirmado. Es el camión, el gas, los productos químicos...".

El CDC ha reunido casi 60 millones de dólares para repartir entre estados y territorios para tareas locales contra el zika, pero sus responsables señalaron que hace falta más dinero para expandir la lucha contra los mosquitos, mejorar la capacidad de diagnosticar la enfermedad con rapidez y desarrollar una vacuna.

"La forma en la que uno impide que un caso de contagio local se haga sostenido y extendido es un buen control antimosquitos", dijo la semana pasada el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas. "El CDC necesita el dinero para ayer".

___

Los periodistas de Associated Press Lauran Neergaard en Washington y Mike Stobbe en Nueva York contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario