Mundo 19 marzo 2016

Fiscal: Sospechoso se echó para atrás en ataques en París

BRUSELAS, Bélgica (AP) — Luego que una herida de bala en una pierna pusiera fin a su huida de cuatro meses, Salah Abdeslam comenzó el sábado una lucha legal contra su extradición de Bélgica a Francia, donde el presidente y las familias de las 130 víctimas fatales desean que sea enjuiciado como el principal agresor de los atentados en París.

En la capital francesa, el fiscal Francois Molins dijo el sábado durante una sesión de interrogatorio que Abdeslam afirmó a las autoridades belgas que él había "querido volarse con explosivos en el Estadio de Francia" el 13 de noviembre, pero se echó para atrás de último momento.

Molins no precisó las razones por las que Abdeslam, de 26 años, había supuestamente cambiado de parecer.

Abdeslam y un presunto cómplice fueron heridos de bala el viernes cuando los capturó la policía belga durante una operación antiterrorista de gran escala en Bruselas. El individuo fue encontrado en un apartamento a sólo 500 metros de la casa de sus padres donde había crecido.

El sábado fue dado de alta del hospital St. Pierre en Bruselas, luego las autoridades lo interrogaron acostado porque estaba herido de bala y después lo acusaron oficialmente de "participar en una masacre terrorista" por los ataques del 13 de noviembre en París.

Francia emitió rápidamente una nueva orden de arresto con más cargos para acelerar la extradición de Abdeslam y puso como fecha límite el 18 de junio.

El presidente francés Francois Hollande dejó en claro que deseaba que Abdeslam fuera enviado de regreso a París, la ciudad de la que huyó tras las masacres perpetradas en noviembre. El abogado belga del detenido aseguró que se opondría a la extradición en los tribunales.

El abogado Sven Mary dijo que dado que había una investigación penal en marcha en Bruselas, "no lo necesitamos en Francia. Lo necesitamos en Bélgica". Añadió que cualquier extradición apresurada tendría como fondo un sentido de culpa porque los ataques fueron preparados y coordinados en Bélgica y varios de los atacantes procedían de Bruselas.

"Quizá deberíamos reducir nuestro servilismo para compensar el sentido de culpa que tenemos frente a Francia", dijo Mary luego que él y Abdeslam se reunieran con un magistrado investigador belga.

La captura de Abdeslam en el barrio de Molenbeek en Bruselas después de que anduviera prófugo cuatro meses tranquilizó a quienes lo habían visto en circulares de captura que decían "se busca" en ambos países europeos.

Hollande advirtió que habrá más arrestos a medida que las autoridades intenten desmantelar la red implicada en los ataques y que ahora afirman es mucho más grande de lo que pensaban. El grupo Estado Islámico se había adjudicado la matanza en París.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo que el arresto de Abdeslam era un "revés mayúsculo" para el grupo Estado Islámico en Europa, pero advirtió que la amenaza de nuevos ataques sigue siendo "sumamente alta".

El primer ministro belga Charles Michel dijo que "la lucha no ha terminado".

Molins, el fiscal de París, afirmó que Abdeslam es sospechoso no sólo de ser "un actor crucial en los hechos" de noviembre pasado en la capital francesa, sino también en la planeación logística de los cruentos ataques.

Señaló que las autoridades francesas sospechan que Abdeslam llevó a numerosos "terroristas" a Europa en los meses previos a los ataques y efectuó numerosos viajes por el continente.

Mediante el uso frecuente de identidades falsas, Abdeslam rentó vehículos desde julio pasado, señaló Molins, viajó al norte de Europa desde Grecia e Italia, estuvo en Hungría en agosto, en Austria en septiembre y en Alemania y Holanda en octubre.

Los investigadores creen que Abdeslam condujo un vehículo que transportó a individuos armados que participaron en los ataques del 13 de noviembre, les rentó habitaciones y compró los detonadores. La mayoría de los atacantes murió la noche de los atentados en París, entre ellos el hermano de Abdeslam, Brahim, quien se hizo volar con explosivos.

Abdeslam comparecerá el miércoles ante un tribunal previo al juicio; en la sesión se decidirá si permanece en prisión otro mes.

"Si comienza a hablar, supongo que implicará que permanezca más tiempo en Bélgica", dijo el fiscal federal belga Eric Van der Sypt a The Associated Press".

Mediante un convenio de 2002, las naciones de la Unión Europea acordaron agilizar los procesos de extradición y en casos de delitos graves como actos terroristas el procedimiento tiene incluso más celeridad.

___

Sylvie Corbet y Philippe Sotto, en París, y Mike Corder y Menelaos Hadjicostis en Bruselas contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario