Associated Press 14 septiembre 2016

Firma de Silicon Valley lleva robots al negocio de la pizza

MOUNTAIN VIEW, California, EE.UU. (AP) — ¿Ayudaron robots a fabricar su pizza?

Si la encargó a Zume Pizza, de Silicon Valley, la respuesta es sí.

La empresa, que empezó sus repartos en abril, utiliza máquinas inteligentes para hacerse con una porción del mercado multimillonario de las pizzas a domicilio.

Zume es una de las crecientes empresas de tecnología y alimentación que intentan transformar la industria de la restauración con software y robots que les permiten reducir costes, acelerar la producción y mejorar la seguridad de los trabajadores.

"Vamos a eliminar tareas aburridas, repetitivas, peligrosas, y vamos a liberar a personas para que hagan cosas de mayor valor", explicó el cofundador de la empresa Alex Garden, un exdirectivo de Microsoft y presidente del estudio de juegos móviles Zynga Studios.

En su cocina comercial en Moutain View, una cinta transportadora lleva la masa de pizza por una línea en la que varias máquinas colocan la salsa, la extienden y colocan cuidadosamente la pizza en el horno.

La empresa pronto añadirá robtos para preparar la masa, añadir queso y otros ingredientes, sacar las pizzas del horno, cortarlas en trozos y empaquetarlas para su entrega.

"Automatizamos esas tareas repetitivas para poder invertir más dinero en ingredientes de más calidad", dijo Julia Collins, director ejecutiva y cofundadora de Zume. "Siempre habrá unmodelo aquí en Zume en el que robots y humanos trabajan juntos para crear comida deliciosa".

En Silicon Valley y otros lugares, nuevas empresas tecnológicas fabrican robots para hacer hamburguesas gourmet y BistroBot, otra firma de San Francisco, ha diseñado una máquina que prepara sándwiches ante la mirada de los clientes.

"Intentamos automatizar algunos de los puestos que puedes encontrar en restaurantes", explicó el cofundador Jay Reppert. "Es más rápido, es más barato, es más consistente y es una experiencia muy divertida que compartir con la gente".

Los robots podrían elaborar alimentos sencillos como pizza, hamburguesas y sándwiches, pero no tomarán el control de los restaurantes en mucho tiempo porque siguen teniendo problemas con tareas irregulares que requieren finas habilidades motrices, juicio y gusto, indicó Ken Goldberg, que dirige el Laboratorio de Automatización de la Universidad de California, Berkeley.

"Hay muchos trabajos en el servicio de la alimentación que son tan complejos que pasará mucho tiempo hasta que tengamos robots haciéndolos", comentó Goldberg. "Quiero asegurar a los trabajadores de restaurantes de que las habilidades que tienen seguirán siendo valiosas".

Los fundadores de Zume señalaron que la empresa no tiene previsto eliminar a ninguno de sus aproximadamente 50 empleados, sino trasladarlos a nuevas tareas conforme los robots asumen más labores de cocina y la empresa abre nuevos locales.

"Hay mucho más trabajo por hacer que personas", dijo Garden.

Zume también quiere llevar innovación al reparto de pizzas. La empresa tiene previsto lanzar este año camiones equipados con 56 hornos que pueden hornear las pizzas camino de su destino, lo que les permitirá entregar docenas de pedidos antes de volver a la cocina.

Charity Suzuki suele utilizar la aplicación móvil de Zume para pedir pizza. No le molestan los cocineros robots.

"Es deliciosa. Siempre está caliente y recién hecha cuando llega", dijo Suzuki. "No noto la diferencia de que esté hecha por un robot en lugar de un humano".

___

El videoperiodista de Associated Press Haven Daley contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario