Mundo 09 junio 2016

Finaliza el escrutinio en Perú; Kuczynski adelante

LIMA, Perú (AP) — Pedro Pablo Kuczynski, veterano economista del Banco Mundial, ganó la mayoría de votos en las elecciones presidenciales más reñidas en Perú durante los últimos 54 años, anunció el jueves la entidad organizadora de las elecciones. Su rival Keiko Fujimori todavía no acepta su derrota.

Cuatro días después de los comicios, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) dijo que las actas electorales habían sido procesadas al 100% y que Kuczynski ganó 50,121% de los votos, comparado con el 49,879% que logró la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, sentenciado a 25 años de cárcel por delitos de asesinato y corrupción.

El anuncio lo realizó el jefe de la ONPE, Mariano Cucho, frente a observadores de la Unión Europea, la Organización de los Estados Americanos y el Centro Carter.

El economista y banquero, hijo de inmigrantes polacos de ascendencia judía, informó en su cuenta de Twitter que recibió los saludos de la presidenta chilena Michelle Bachelet, del mandatario de Argentina, Mauricio Macri, del presidente colombiano Juan Manuel Santos, del saliente presidente peruano Ollanta Humala y del opositor venezolano Henrique Capriles.

Kuczynski, de 77 años, sería el presidente de mayor edad que ha gobernado Perú. Fue gerente del Banco Central a fines de la década de 1960, después trabajó en el Banco Mundial, fue ministro de energía y minas a principios de la década de 1980, y primer ministro y ministro de economía en el gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

Unas 173 actas electorales estaban impugnadas en el tribunal electoral, pero expertos afirman que es casi imposible que Fujimori logre más de 41.000 votos necesarios para superarlo.

Después del anuncio Kuczynski declaró ante un centenar de seguidores que era necesario "esperar los resultados finales, pero ya tenemos 100% de actas procesadas".

Ahora la ONPE debe esperar los resultados de las decisiones del tribunal electoral sobre las actas electorales impugnadas para tener en los próximos días el resultado al 100% de las actas contabilizadas. Luego el Jurado Nacional de Elecciones, el máximo tribunal electoral en Perú, debe anunciar oficialmente al ganador de los comicios.

Kuczynski afirmó que desea "un país unido, conciliado, listo a dialogar. No confundamos el diálogo con la debilidad. Vamos a ser decisivos, pero vamos a trabajar por todos los peruanos porque hay muchos peruanos que sienten que el tren se los pasó y queremos que todos se suban al tren rápido".

"No es una división entre sur y norte, entre sierra y costa; somos un solo país y tenemos que trabajar con muchas opiniones, muchos puntos de vista, pero el Perú es un país grande, grande de corazón, de alma y yo me voy a ocupar de estar ahí para que en estos años que se vienen podamos trabajar con todos ustedes para que en 2021 el Perú sea un país renovado", dijo.

La disputada elección sólo es superada por la de 1962, cuando los dos candidatos presidenciales finalistas tenían una diferencia de 12.000 votos y los militares dieron un golpe de Estado para impedir que el primero en el conteo asumiera el poder.

Keiko Fujimori aún no reconoce el triunfo de Kuczynski. El legislador Mauricio Mulder, del partido aprista peruano, calificó la actitud como "una pataleta".

Los parlamentarios del grupo fujimorista, que logró 73 de 130 sillas en el Parlamento, piden esperar los resultados de los votos impugnados.

"Creemos en la democracia y en lo que ha dicho el pueblo peruano el día domingo, pero también debemos saber cuántos votos exactamente ha obtenido cada uno de los partidos y cuál es el resultado final que tendrá que dar el Jurado Nacional de Elecciones", dijo a periodistas el vocero fujimorista Pedro Spadaro.

Es la segunda derrota electoral de la hija de Fujimori, quien también perdió por apenas 2,9 puntos en la segunda ronda electoral contra el actual mandatario Humala en 2011. En esa ocasión Kuczynski quedó tercero y apoyó a Fujimori en la segunda vuelta.

Desde principios de 2015, Keiko Fujimori, de 41 años, fue la candidata favorita para ganar las elecciones presidenciales, pero casi al final de la campaña electoral en la segunda ronda perdió ventaja cuando Kuczynski advirtió a los votantes que la corrupción y la criminalidad asociada con el autoritario gobierno de su padre podía retornar si ella era elegida.

Alberto Fujimori cumple una condena de 25 años de prisión por su autoría mediata en el asesinato de 25 peruanos y tiene otras cuatro condenas por delitos de corrupción ocurridos durante su mandato (1990-2000). Su polémico gobierno también es recordado por sus simpatizantes por la derrota del grupo terrorista marxista Sendero Luminoso y por acabar con una galopante hiperinflación. Los comicios del domingo fueron observados por los analistas como una especie de referendo sobre el legado de su gestión.

La campaña electoral se convirtió en feroz campo de batalla en la última semana. Kuczynski abandonó su habitual tranquilidad para advertir a los electores que Perú podía convertirse en un "narco estado" si ganaba su rival, pero los analistas esperan que ahora intente trabajar con Keiko.

Tanto Kuczynski como Fujimori son calificados por analistas de inversión como centro-derechistas y amigos del libre mercado, pero Kuczynski llega como el presidente "que entraría en peores condiciones" desde el año 2000 tras la caída del fujimorismo debido a que "no está respaldado por un partido sólido", dijo el analista político José Carlos Requena.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario