Mundo 06 abril 2016

FARC exhorta a terminar con el paramilitarismo en Colombia

LA HABANA (AP) — El gobierno colombiano y las FARC reanudaron el miércoles el proceso de conversaciones de paz con un pedido de los rebeldes para que las autoridades se comprometan realmente a poner fin al paramilitarismo en la nación sudamericana.

"El paramilitarismo no es ningún fantasma invocado por la insurgencia. Ni una elucubración dilatoria para postergar la paz", expresó un comunicado leído por el comandante guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Pablo Catatumbo minutos antes de ingresar a la habitual sala de sesiones con el gobierno.

Las delegaciones retomaron su mesa de diálogo luego de dos semanas de interrupción programada y haber pasado una fecha que el presidente Juan Manuel Santos, había establecido como límite para lograr un acuerdo de paz, el 23 marzo; aunque la guerrilla desestimó ese plazo del mandatario desde comienzo de año.

Para las FARC, el paramilitarismo es una "realidad fehaciente que acaba de lanzar el guante al rostro del pueblo de Colombia con el propósito de atravesarse en el logro de un Acuerdo Final de Paz", agregó Catatumbo, cuyo nombre legal es Jorge Torres Victoria.

Además las FARC y el gobierno colombiano aprovecharon la presencia en Cuba de la comitiva encabezada por el presidente estadounidense Barack Obama en su histórica visita a la isla para reunirse con el secretario de Estado de ese país, John Kerry, quien les hizo explícito el apoyo de Washington para el proceso de paz.

Se espera que el acuerdo final, que desactive cinco décadas de acción rebelde de las FARC, se rubrique este año.

"Es hora de que el Presidente Santos, su Gobierno y los demás poderes públicos asuman su responsabilidad con el futuro de las nuevas generaciones", expresó Catatumbo. "No puede postergarse más en la Mesa de La Habana el acuerdo sobre Paramilitarismo y Garantías de Seguridad. El mensaje ha de ser claro ante el país y el mundo".

Catatumbo expresó además su preocupación por el reciente paro armado lanzado por el llamado Clan Úsuga que paralizó a varias localidades del noroeste del país y mató a varias personas, pues a su entender estos grupos son una amenaza para las organizaciones sociales y para la paz que se construye en la mesa en Cuba.

Las partes adelantan desde finales del 2012 unas conversaciones basadas en una agenda establecida de seis puntos. Hasta la fecha ya arribaron a acuerdos parciales en cuatro de ellos: los problemas de la tierra, la participación política, el combate al narcotráfico y el resarcimiento a las víctimas.

---------

Andrea Rodríguez está en Twitter como: http://www.twitter.com/arodriguezap

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario