Deportes 23 octubre 2016

Fanáticos de Cachorros se preparan para la Serie Mundial

CHICAGO (AP) — Con una mezcla de euforia, alivio e incredulidad, los sufridos fanáticos de los Cachorros de Chicago se preparan para atestiguar la primera Serie Mundial del equipo en 71 años Algunos recuerdan a sus familiares ya fallecidos que fueron fieles seguidores del club que llegó a ser conocido como los "adorables perdedores".

La primera dama estadounidense Michelle Obama se sumó al coro el domingo por la mañana, felicitando al equipo de su ciudad natal un día después que los Cachorros derrotaron a los Dodgers de Los Angeles en el Wrigley Field de Chicago, en el sexto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

"Así se hace, Cachorros!!", tuiteó Obama. "Mi papá es la razón por la que soy una leal aficionada de los Cachorros. El estaría muy orgulloso!"

Los emocionados fanáticos abandonaron el Wrigley Field y se lanzaron a las calles el sábado por la noche luego que los Cachorros obtuvieron su primer pase a una Serie Mundial desde 1945.

Una gran cantidad de personas vestían el azul del equipo y alzaban banderas con la "W'' de triunfo para festejar la hazaña. La policía informó que varios fanáticos fueron arrestados, entre ellos uno que subió hasta la parte más alta de un semáforo, y otros que lanzaron fuegos artificiales.

Pero la mayoría de los participantes festejó la victoria pacíficamente. Muchos de ellos se tomaron selfies frente al estadio y compartieron abrazos.

La policía, incluyendo cerca de una decena de agentes montados a caballo, vigilaban las acciones —y algunos incluso chocaron palmas con los aficionados a su paso.

"Ni siquiera puedo describir lo que siento", afirmó Brian Dusza, de 49 años y quien estuvo en el Wrigley Field en el sexto partido de la Serie de Campeonato de 2003 cuando la interferencia de un aficionado en un batazo de foul se sumó a la sensación de que el equipo estaba maldito.

Entre los miles de seguidores que permanecieron en sus asientos una hora después del final del partido se encontraba Ed Koenig. Con sus ojos llorosos recordó a su padre, que falleció en mayo.

"No había estado en un juego de esta temporada sin él y cuando un amigo ganó un sorteo para estos boletos, pensé '¿cómo voy a ir sin mi papá?''', declaró Koenig. Afortunadamente, su amigo lo convenció.

Y ahora Chicago enfrentará a los Indios de Cleveland en la Serie Mundial, que arranca el martes. Los Cachorros ganaron por última vez el Clásico de Otoño en 1908.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario