Ecuador 03 octubre 2016

Fan relata encuentro con Fernández antes de su muerte

El pelotero de los Marlins estaba en un bar, de buen ánimo y bebiendo tequila con sus amigos, apenas una media hora antes del fatal accidente en bote en las costas de Miami Beach.

Fue solo un encuentro fugaz entre una fan y su ídolo. Pero para el beisbolista de los Marlins José Fernández fue el último que tendría con un desconocido.

Paola Loor, de 32 años, se estremece al pensar que Fernández murió apenas unos minutos después de haber estado junto a él en un bar y de haberlo visto partir en su bote.

El jugador y dos amigos habían tomado tequila, pero de ninguna manera parecían estar borrachos y estaban de buen ánimo, varios testigos dijeron a Univision Noticias.

"Fue bonito. Fue muy, muy amigable, muy gracioso", aseguró Loor. "No estaba para nada molesto", agregó. Sus declaraciones contrarrestan las de varios medios que informaron que Fernández estaba irritado por un incidente ocurrido esa noche, probablemente una pelea con su novia.

Loor, una analista financiera de origen ecuatoriano, estaba con su compañera de apartamento en el American Social Bar & Kitchen del Miami cuando Fernández se sentó en la mesa de al lado con sus dos amigos, Eduardo Rivero, de 25, y Emilio Macias, de 27.

Como buena fan de Fernández, Loor ya tenía una gorra de los Marlins autografiada por Fernández. También lo había visto jugar en varios partidos.

Pero no pudo resistir la oportunidad de saludarlo.

"Lo siento, no quiero interrumpirlos, seguramente lo hacen muchas veces", les dijo Loor.

Fernández le respondió: "Espera, espera, no hablo inglés". Y la joven rápidamente le habló en español. " Él comenzó una conversación", relata ella.

Luego le comentó que era de Ecuador y Fernández le contó que había estado en la ciudad costera de Guayaquil.

Había una botella de Tequila sobre la mesa, testigos en el lugar contaron a Univision Noticias. No se sabe con exactitud cuál fue el consumo de la botella y por quien, aunque la cámara de seguridad localizada en el bar pudiera revelar esta información a los investigadores.

Loor y Fernández hablaron por unos minutos, hasta que el pelotero de los Marlins dijo que se iba y las invitó a tomarse una foto en la entrada del lugar, donde estaba su bote, el 'Kaught Looking'.

El grupo publicó dos fotos, la última fue a las 2:37 a.m. Hablaron por otros 10 a 15 minutos, estimó Loor. "Hablamos de béisbol. Conversé con Emilio por un rato", contó.

"Buena suerte mañana en el juego"

Luego, Fernández y sus dos amigos se fueron en el bote. No las invitaron a irse con ellos.

Loor vio el bote irse río abajo mientras regresaba al interior del bar, pero no pudo ver quién iba conduciéndolo.

Según su relato, Fernández y sus amigos no estuvieron en el bar por más de una hora, tiempo en el que los vio relajados en todo momento. Por unos instantes, el beisbolista y sus amigos estuvieron con dos mujeres. Loor cree que una de ellas era la novia de Fernández. "Estuvieron por unos cinco minutos", dijo.

Antes de despedirse, Fernández le preguntó cómo irían a casa. Loor recuerda que el jugador les preguntó quién conduciría: "¿Están bien para manejar?".

"Estamos bien, tomaremos un Uber", le respondió ella.

"Buena suerte en el juego de mañana", le dijo Loor por última vez. Fernández tenía que lanzar en la noche del lunes, en el que sería probablemente su último juego de la temporada. El jugador agradeció y saltó al bote con sus amigos para emprender ruta en mar abierto.

A las 3:20 a.m. el bote patrulla de los bomberos de Miami-Dade fue alertado sobre un posible accidente de bote. Diez minutos después, la Guardia Costera descubrió el vehículo accidentado de Fernández en las rocas de la zona sur de Miami Beach.

Fuente: univisionnoticias.com / Univision digital reporter Por: David Adams

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario