Mundo 18 junio 2016

Familiares despiden a puertorriqueño asesinado en Orlando

GUANICA, Puerto Rico (AP) — Familiares y amigos de un enfermero y miembro de la Guardia Nacional que fue asesinado en la masacre en el centro nocturno de Orlando, le dieron el sábado un emotivo último adiós, durante una ceremonia en su natal Guanica, en Puerto Rico.

El ataúd de Ángel Candelario Padró estuvo cubierto con una bandera estadounidense mientras fue transportado por las estrechas calles de la ciudad costera de Guanica en un carruaje jalado por un caballo blanco. Su madre y otros familiares vistieron camisetas con su fotografía estampada, que tenían una bandera de arcoíris en las mangas y decía en inglés: "Amor es amor, paren el odio".

"Estoy satisfecha porque a dondequiera que fuera, mi hijo dejaba una marca", dijo su madre Lucyvette Candelario.

Algunos dolientes lloraron y pronunciaron su nombre al poner rosas sobre el ataúd en el cementerio municipal Guanica.

El ex miembro de la Guardia Nacional y melómano, fue conmemorado por la oficina local de la Legión Americana y la banda escolar de Guanica, cuyos integrantes llenaron el lugar con melodías de algunas de sus canciones favoritas. De niño, Candelario había tocado el clarinete en la banda de su pueblo.

En enero, Candelario se mudó de Chicago a Orlando, en donde se integró a una enorme y creciente población puertorriqueña en el centro de Florida. Murió a los 28 años.

El ataque perpetrado el domingo pasado en un club homosexual en Orlando, dejó 49 muertos y más de 50 heridos. El ataque resonó profundamente en la isla debido a que casi la mitad de los asesinados eran puertorriqueños o de ascendencia boricua.

La ceremonia para Candelario, cuya pareja resultó herida en el ataque, fue uno de muchos eventos similares realizados en Puerto Rico esta semana para las víctimas de la masacre de Orlando.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario