Mundo 05 agosto 2016

Fallece adulto mayor infectado con zika en Puerto Rico

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Un adulto mayor infectado con zika ha fallecido en Puerto Rico, anunciaron el viernes funcionarios de salud, en momentos en que la isla combate lo que las autoridades federales describen como una epidemia silenciosa.

La víctima fue un hombre de 75 años que estaba hospitalizado y tenía varios problemas de salud no relacionados con el virus, según la secretaria del Departamento de Salud de Puerto Rico, Ana Rius. Dijo que no divulgaría más detalles, y las autoridades sanitarias no respondieron las solicitudes para que hicieran más declaraciones al respecto.

Autoridades de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) refirieron todas las preguntas al Departamento de Salud de la isla.

El primer fallecimiento relacionado al zika en Puerto Rico ocurrió a finales de abril y correspondió a un hombre de 70 años de la zona metropolitana de San Juan. Sufrió una hemorragia interna después de que desarrollara un problema en el que los anticuerpos formados en respuesta a la infección de zika comenzaron a atacar las plaquetas en la sangre.

En ese momento, Rius dijo que había otros tres casos del problema de salud, conocido como trombocitopenia severa, y que esos pacientes se habían recuperado.

Puerto Rico acumula 8.776 casos de zika, de los cuales 1.480 fueron registrados en la última semana. Hay ahora 901 mujeres embarazadas e infectadas con este virus, que ha sido vinculado a graves defectos congénitos en los bebés de madres infectadas.

El director de los CDC, Tom Frieden, ha expresado preocupación de que muchas de esas mujeres pudieran dar a luz bebés con microcefalia, en los cuales el cerebro no alcanza su tamaño normal.

Sin embargo, Rius dijo que las 95 mujeres con zika que han dado a luz tienen bebés saludables.

Un total de 88 personas en Puerto Rico han sido hospitalizadas debido al zika y a 27 se les diagnosticó un problema de parálisis temporal llamado síndrome de Guillain-Barré, relacionado con el virus transmitido mediante picadura de mosquito.

Los CDC solicitaron en fecha reciente a Puerto Rico que rocíe el insecticida naled, que fue utilizado esta semana en un vecindario en Miami.

Sin embargo, el gobernador puertorriqueño, Alejandro García Padilla, no lo autorizó debido a las preocupaciones de salud y ambientales suscitadas por el naled. En su lugar, dijo, el gobierno utilizará el Bti, un larvicida orgánico.

Rius pidió a la población que no baje la guardia frente al zika porque ocho de cada 10 personas infectadas no presentan síntomas, los cuales pueden ser fiebre, sarpullido y conjuntivitis.

"Aunque no nos sintamos enfermos, tenemos que protegernos", afirmó. "Todos y cada uno de nosotros somos piezas clave en esta lucha".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario