Mundo 14 marzo 2016

Extremista Breivik demanda a gobierno de Noruega

SKIEN, Noruega (AP) — Anders Behring Breivik, el extremista de derecha que mató a 77 personas en ataques con armas de fuego y explosivos perpetrados en 2011, demandó al gobierno noruego por violaciones a los derechos humanos al mantenerlo prisionero en aislamiento.

A continuación, cinco cosas a saber respecto al caso, el cual inicia el martes en un gimnasio convertido en tribunal dentro de la prisión donde está cumpliendo su sentencia por terrorismo y asesinato de masas:

CONDICIONES "INHUMANAS"

Breivik, de 37 años, demandó al gobierno por presuntamente violar artículos sobre tortura y el derecho a privacidad y vida familiar contenidos en la Convención Europea sobre Derechos Humanos. Breivik dice que ha sido objeto de trato "degradante" con frecuentes cateos al desnudo y esposado. Argumenta además que es "inhumano" mantenerlo en aislamiento de otros prisioneros y controlar su correspondencia y visitantes.

GOBIERNO RECHAZA LAS ACUSACIONES

El gobierno dijo que las condiciones que enfrenta Breivik en prisión están "bastante dentro" de lo que es permitido por la Convención Europea sobre Derechos Humanos. Señaló que las autoridades están tratando a Breivik humanamente y con dignidad a pesar de la gravedad de sus crímenes. Agregó el gobierno que las restricciones que enfrenta el reo, incluyendo no tener contacto con otros prisioneros, es por su propia seguridad, la del personal de la prisión y de toda la sociedad.

MANTENIDO EN AISLAMIENTO

Breivik está cumpliendo una sentencia de 21 años, la cual puede ser extendida por el resto de su vida, siendo el único reo en una sección de alta seguridad de la prisión Skien, ubicada dos horas al sur de Oslo en automóvil. Tiene tres celdas a su disposición: una donde duerme, una donde estudia y otra donde se ejercita. Tiene un televisor, una consola de juegos PlayStation y una computadora sin acceso a internet. Además todos los días tiene acceso a un patio para ejercitarse. El gobierno dijo que recientemente se le permitió cocinar sus propios alimentos. Su correspondencia es controlada estrictamente por funcionarios de prisión para asegurar que no se ponga en contacto con otros extremistas de derecha.

JUICIO DE CUATRO DÍAS

Después del inicio de argumentos el martes, Breivik estará el miércoles en el estrado. Breivik ha llamado a dos personas para testificar: el psiquiatra de prisión Randi Rosenqvist y Helga Fastrup Ervik, de la oficina del ombudsman de Noruega contra la tortura y maltrato. Entre los testigos del gobierno están funcionarios y médicos de las dos prisiones donde ha estado Breivik desde su arresto. Los argumentos de cierre serán el viernes. Se espera el veredicto de la corte un mes después.

SOBREVIVIENTES SE MANTENDRÁN ALEJADOS

Sobrevivientes y familiares de víctimas están tratando de no prestar atención al juicio, el cual, temen algunos, podría reabrir heridas emocionales. Breivik fue condenado en 2012 por terrorismo y asesinato de masas por un ataque con bomba en Oslo y una masacre a balazos en la isla Utoya el 22 de julio de 2011. A algunos les preocupa que el reo intente utilizar el caso para atraer atención a sus radicales puntos de vista. En un manifiesto publicado justo antes de los ataques, Breivik escribió que milicianos nacionalistas deberían utilizar el tiempo en prisión para "agrupar y reclutar combatientes de resistencia patriótica".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario