Associated Press 09 marzo 2016

Extraditan a Texas a excura acusado de asesinato en 1960

HOUSTON (AP) — Un caso de asesinato de más de medio siglo de antigüedad, en el cual un exsacerdote de 83 años está acusado de matar a una maestra y exreina de belleza de Texas, está siendo reanimado con nuevas evidencias, indicaron el miércoles las autoridades, pero se negaron a dar más detalles.

John Feit, que ha estado encarcelado en Phoenix desde su detención el mes anterior, fue turnado a las autoridades texanas el miércoles temprano y se dirige al sur de ese estado, informó el fiscal de distrito del condado Hidalgo, Ricardo Rodriguez. Se quedará en la cárcel del condado.

"Hoy podemos decir que, tras una larga espera de aproximadamente 56 años, es el principio para hacerle justicia a... la víctima y a la comunidad", afirmó.

En una conferencia de prensa, Rodriguez y otros funcionarios se negaron a comentar sobre qué evidencia fue presentada a los miembros del jurado investigador para acusar a Feit, y sólo dijeron que "tenemos nuevos hechos y pruebas". René Guerra, quien fue el fiscal de distrito del condado Hidalgo por mucho tiempo y había investigado anteriormente el asesinato pero nunca presentó cargos, dijo que no hay pruebas de ADN.

Las autoridades alegan que el entonces sacerdote de 27 años asesinó a la maestra de 25 años Irene Garza el 16 de abril de 1960, luego de escuchar su confesión en la iglesia católica del Sagrado Corazón en McAllen.

Su cuerpo fue encontrado días después. Una autopsia determinó que Garza, quien fue nombrada Novia de Todo el Sur de Texas en 1958, había sido violada mientras estaba inconsciente y fue golpeada y asfixiada.

El ahora frágil Feit, quien utiliza una andadera, fue detenido el 9 de febrero en el suburbio de Scottsdale en Phoenix, donde ha vivido durante años. Había sido acusado formalmente en Texas.

Su detención se produjo tras otras pesquisas a lo largo de los años, incluida una de un jurado investigador en 2004 que concluyó que la evidencia era insuficiente como para acusarlo.

El jefe de la policía de McAllen, Victor Rodriguez, dijo el miércoles que su agencia ha creído desde 2002 "que hubo una causa probable" para acusar a Feit en el caso.

Feit estuvo bajo sospecha desde el principio. Le dijo a la policía que escuchó la confesión de Garza —en la casa parroquial, no en el confesionario_, pero negó que la hubiera asesinado.

Fue acusado también de atacar a otra joven en una iglesia de una ciudad cercana algunas semanas antes de la muerte de Garza. A la larga se negó a defenderse de los cargos y fue multado con 500 dólares.

La evidencia que apuntaba a Feit como sospechoso a lo largo de los años incluía su visor de diapositivas portátil, el cual fue encontrado cerca del cuerpo de Garza. Dos compañeros sacerdotes declararon a las autoridades que Feit les confesó lo ocurrido, y uno de ellos dijo que vio rasguños en él poco después de la desaparición de Garza.

Posteriormente Feit dejó el sacerdocio para casarse.

___

Juan A. Lozano está en Twitter como: www.twitter.com/juanlozano70

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario