Mundo 10 enero 2017

Expreso de Guantánamo, acusado de agresión en Australia

ADELAIDE, Australia (AP) — David Hicks, el primer prisionero de la base de la Marina estadounidense en la bahía de Guantánamo, Cuba, que fue condenado por un tribunal militar compareció el martes ante una corte australiana acusado de agredir a su pareja.

Hicks, de 41 años, compareció ante la Corte de Magistrados de Elizabeth en su localidad natal, Adelaide, para una vista preliminar por cargos de agresión a su pareja en septiembre. No se ha pronunciado sobre su culpabilidad en el caso, que podría suponer una pena máxima de dos años de prisión.

El acusado salió en libertad bajo fianza y debe comparecer el 28 de febrero. No se admite la entrada de periodistas en la sala del tribunal.

Hicks, converso al islam, fue capturado en Afganistán por la coalición que lideraba Estados Unidos a finales de 2001 como supuesto combatiente enemigo y después pasó más de cinco años en Guantánamo.

En 2007 se declaró culpable en una corte marcial estadounidense de haber proporcionado apoyo material para terrorismo. Su declaración de culpabilidad formaba parte de un acuerdo negociado en el que se suspendía todo salvo nueve meses de su pena de siete años y se le permitía regresar a Adelaide para cumplir allí los últimos meses de condena.

Un tribunal militar de apelaciones desestimó su condena en 2015. Hicks dice que sólo se declaró culpable para salir de Guantánamo.

Hicks viajó a Pakistán en 2000, se unió al grupo armado Lashkar-e-Taiba y participó en un ataque contra fuerzas indias, según documentos judiciales.

Después fue a Afganistán y asistió a un campo de entrenamiento dirigido por Al Qaeda que recibió visitas del líder del grupo, Osama bin Laden. La única experiencia de combate real de Hicks fue ayudar a proteger un tanque talibán cerca del aeropuerto de Kandahar.

En su autobiografía "Guantanamo: My Journey", publicada en Australia en 2010, escribió que las autoridades estadounidenses trataban de ganarse a los detenidos ofreciendo drogas ilegales y prostitutas.

Tras ser liberado de prisión se casó con la activista de derechos humanos Aloysia Brooks en Sydney en 2009, pero la pareja se separó más tarde. La identidad de la pareja que presentó la denuncia por agresión no se hizo pública.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario