Cuba 05 julio 2016

Exmayor de las FAR y represor de Damas de Blanco busca llegar a EEUU

Embed

Miguel Tapia, que permanece en Ecuador, dijo que no participaba directamente en las golpizas a las opositoras, pero sí planificaba los actos de repudio en la provincia de Holguín.

Un ex mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), -que lleva más de un año en Ecuador con la esperanza de llegar a Estados Unidos-, narró a Televisión Martí un insólito testimonio que incluye su participación en el planeamiento de actos de repudio contra las Damas de Blanco en la provincia de Holguín.

En entrevista con el periodista Ricardo Quintana, Miguel Tapia, narró cómo y por qué fue degradado de su grado de mayor de las FAR y expulsado de las filas del Partido Comunista en el 2007.

También explicó su activo papel en el enfrentamiento a los disidentes, así como su trabajo encaminado a combatir la emigración ilegal.

agente cubano I

“En mi provincia yo llevaba el Plan Baraguá y el Plan Disuasión, que son los planes para agredir y repeler las manifestaciones y las salidas ilegales en el caso del municipio Jibara y Banes, que ahí realmente teníamos que darles golpes vestidos de civil con palos”, dijo Tapia frente a la cámara de TV Martí.

“En la unidad militar de Prevención existen todos los medios para agredir a la población”, agregó.

Este exmilitar dijo que se había negado a participar directamente, por lo que fue "amonestado" en el 2005.

Sin embargo, reconoció que su trabajo consistía en planificar los eventos.

“Me negué a participar pero sí planificaba en documentos, planes y mapas cómo actuar contra las damas de banco y los que se manifestaban contra la revolución".

Según dijo, tras negarse a "golpear" a las Damas de Blanco en el 2005 durante una manifestación en el parque Calixto García, en Holguín, fue objeto de un regaño. “Me amonestaron, estuve 15 días retenido en una unidad militar, investigaciones”, contó.

Pero el propio Tapia dijo que no se desligó de las FAR hasta el 2007, cuando contrajo matrimonio con Denise Osorio, una cubana cuya familia se acogió al refugio político.

“Me dieron a escoger entre una foto de mi esposa y otra de Fidel Castro. Yo escogí a mi esposa. A partir de ahí me hacen un proceso, me votaron de todas las organizaciones políticas, del Partido, de las FAR y estaba ya catalogado como contrarrevolucionario”, explicó.

Consultado acerca de si está arrepentido, Tapia asintió.

“En los principios de las FAR no pensé que había que actuar contra la población”, dijo.

Combatir el castrismo, pero en Cuba: Berta Soler

Las declaraciones de Tapia no pudieron ser corroboradas por Martí Noticias de forma independiente.

Pero Damas de Blanco consultadas tienen opiniones encontradas respecto al ex oficial que ahora se muestra en contra del Gobierno Comunista de la isla.

Rosa Escalona, una Dama de Blanco de Holguín, dijo que es difícil perdonarlo porque tanto ella como su familia han "sufrido mucho", pero no obstante comentó que podría ayudar su testimonio a que se conozca lo que ocurre en la isla con los opositores.

"Está pidiendo una oportunidad (...) Podría ayudar divulgando todo lo que hizo, quiénes estaban con él en todo esto", dijo.

Para Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, podría ser perdonado solo si regresa a Cuba a combatir al gobierno de Raúl Castro.

"Ese hombre que organizaba y daba golpes a las Damas de Blanco lo que tiene que hacer es venir para Cuba a luchar contra el castrismo", dijo Soler.

Fuente: martinoticias.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario