Mundo 06 agosto 2016

Exbombero narra caso de acuchillados en Londres

LONDRES (AP) — Un bombero retirado de California que trató de agarrar al hombre que mató a cuchilladas a una maestra jubilada en Londres esta semana dice que cualquier persona hubiera tratado de detener al atacante.

Martín Hoenisch, de 59 años, dijo que solo era un turista que sabía qué hacer en una situación difícil —en este caso, tratar de someter a una persona que traía un cuchillo— el miércoles en la plaza Russell en Londres, cerca del Museo Británico. El sospechoso compareció ante la corte el sábado y quedó detenido hasta su próxima audiencia.

Hoenisch dijo a The Associated Press que él y su esposa acababan de llegar a Londres y caminaban de regreso de una taberna a eso de las 11:30 p.m. cuando vieron a una mujer afligida. La primera reacción de él fue ponerse enfrente de su esposa. Luego trató de detener al atacante.

"Soy bombero. Soy un buen tipo", dijo el sábado. "Cualquier persona trataría de detener esto".

Zakaria Bulhan, un noruego de ascendencia somalí de 19 años, está acusado de matar a Darlene Horton, de 64 años, de Florida.

Bulhan también enfrenta cinco cargos de intento de asesinato por el ataque en el que quedaron heridos dos australianos, un israelí, un británico y Hoenisch. Los nombres de las víctimas fueron mencionados en la corte el sábado por primera vez.

Bulhan, que se mudó de Noruega a Gran Bretaña cuando era niño, masculló su nombre, dirección y fecha de nacimiento durante la audiencia en la Corte de Magistrados de Westminster. Cuando se le preguntó si entendía los cargos en su contra hizo un gesto afirmativo con el pulgar. El 9 de agosto comparecerá en la Corte Penal del Centro de Londres.

El atacante hirió a Hoenisch en el brazo derecho y siguió corriendo. Finalmente fue sometido por la policía con pistolas aturdidoras después de que hiciera caso omiso a las órdenes de que se detuviera.

"Nunca dijo una sola palabra", dijo Hoenisch.

Horton estaba de visita en Londres con su esposo, Richard Wagner, profesor de psicología en la Universidad Estatal de Florida, que había estado impartiendo clases de verano en Londres. La pareja tenía previsto volar de vuelta a casa al día siguiente.

Aunque Londres se mantiene en vilo tras los mortales atentados recientes en la Europa continental, reivindicados por extremistas del grupo Estado Islámico, la policía dijo no haber hallado indicios de radicalización ni lazos con el terrorismo en este caso.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario