Mundo 01 diciembre 2016

Ex primera dama retorna a Perú por orden de juez

LIMA, Perú (AP) — La ex primera dama peruana Nadine Heredia retornó el jueves a Lima desde Suiza por orden de un juez que la investiga por el presunto delito de lavado de activos.

Heredia viajó a Ginebra, Suiza, el martes de la semana pasada asumir como directora de la oficina de enlace del Fondo de las Naciones para la Agricultura, FAO.

"He pedido licencia sin goce de haber más o menos por 15 días, a partir de allí debo de retornar a mis labores en Ginebra", dijo Heredia a periodistas tras presentarse ante la oficina del juez Richard Concepción.

El juez le había ordenado volver a Lima como máximo hasta el 5 de diciembre para afrontar una investigación fiscal por el presunto delito de lavado de activos bajo pena de encarcelarla si ella desobedece.

La FAO confirmó a la AP lo afirmado por Heredia y dijo en un comunicado que la ex primera dama "es funcionaria de la organización desde el día 24 de noviembre de 2016". Añadió que la organización le permitirá viajar a Perú "cuanto sea necesario para llevar a cabo cualquier obligación relacionada con las peticiones emanadas de las autoridades peruanas".

Portando tres maletas, Heredia afirmó que no tenía "temor" de retornar a Lima porque estaba "cumpliendo a cabalidad las normas y reglas de conducta" que las autoridades de la justicia peruana le habían ordenado mientras es investigada. Aclaró que no tiene prohibición de viajar al extranjero y que la semana pasada había avisado personalmente de su viaje a Europa al juez Concepción y al fiscal del caso Germán Juárez.

La última semana el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski solicitó a la FAO anular el nombramiento de Heredia y la cancillería peruana envió una carta de protesta, pero el organismo de Naciones Unidas rechazó el pedido. "Es verdaderamente increíble la presión de los organismos del Perú y sobre todo del gobierno", comentó la ex primera dama.

Heredia es investigada desde 2015 por el presunto delito de lavado de activos debido a unos presuntos ingresos no justificados por miles de dólares que se habrían usado para las campañas presidenciales de Humala en 2006 y 2011.

De acuerdo a la hipótesis del fiscal, el dinero que investiga presuntamente fue enviado por el gobierno venezolano del entonces presidente Hugo Chávez entre 2005 y 2006, y por las empresas brasileñas Odebrecht y OAS en 2011. El lavado de activos se castiga en Perú con una pena que va entre ocho y 25 años de prisión.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario