Mundo 19 mayo 2016

Ex fiscal cree que a Nisman lo indujeron a matarse

BUENOS AIRES (AP) — Por primera vez, la ex investigadora judicial de la misteriosa muerte del fiscal argentino Alberto Nisman consideró que podría haberse tratado de un suicidio instigado.

"Yo considero que Nisman se vio obligado, quizás es muy probable que lo instigaron o indujeron al suicidio, es una posibilidad; no puedo afirmarlo con certeza ", dijo la ex fiscal Viviana Fein el jueves en una entrevista con radio La Red.

Al defender esa hipótesis, Fein mencionó un "entrecruzamiento de llamados" entre "seis y siete personas" el 18 de enero de 2015, día en que fue hallado muerto Nisman, entre ellas el ex jefe de contrainteligencia de los servicios secretos Antonio Stiuso y el entonces jefe del ejército César Milani.

Nisman fue hallado con un tiro en la cabeza en el cuarto de baño de su apartamento de Buenos Aires cuatro días después de denunciar a la entonces presidenta Cristina Fernández (2007-2015) y a miembros y allegados al gobierno por el supuesto encubrimiento de exfuncionarios y ex diplomáticos iraníes imputados por el atentado contra un centro judío de Buenos Aires en 1994. Un día después de ser encontrado muerto Nisman debía presentarse en el Congreso para fundamentar la denuncia.

Fein, que se desempeñó como fiscal de instrucción y sostenía la teoría de que su colega se había suicidado, quedó relegada de la investigación en diciembre de 2015 por la jueza que estaba a cargo del caso. La causa pasó posteriormente al fuero federal por decisión de un tribunal superior, que consideró que había evidencias que respaldaban la hipótesis de un asesinato vinculado con el trabajo de Nisman.

La ex funcionaria judicial, que recibió críticas por su pesquisa, hizo estas declaraciones el mismo día en que se formalizó su renuncia en el Boletín Oficial.

"Me resulta sugestivo y llamativo que personalidades de ese calibre estuviesen el mismo día de la muerte hablando de forma ininterrumpida desde la primera hora de la mañana en que habría sucedido hasta tomar estado público", señaló Fein.

Cuando fue interrogada sobre la posibilidad de que esas personas podrían haber incitado a Nisman a quitarse la vida, respondió: "Podría existir, haber algo".

La exfuncionaria judicial también involucró en el cruce de llamadas a Juan Martín Mena, Fernando Pocino y Alberto Massino. El primero era entonces número dos de la Secretaría de Inteligencia, el segundo dirigía una de las principales áreas de los servicios secretos y el último había sido relegado poco antes de la dirección de una de ellas.

La muerte de Nisman se produjo en medio de una fuerte disputa interna entre un sector de los servicios secretos que respondía a la presidenta Fernández y otro que había sido desplazado por el gobierno poco antes de que el fiscal hiciera pública su impactante acusación de encubrimiento contra la mandataria, que con el tiempo la justicia desestimó.

Uno de los desplazados fue Stiuso, a quien Fernández apuntó públicamente como posible responsable de la muerte del fiscal.

Las declaraciones de Fein fueron replicadas por la exmujer de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, quien sostiene que el funcionario judicial fue asesinado.

Arroyo Salgado, querellante en la causa, dijo a Radio Mitre que "hay pruebas científicas analizadas" que demuestran su hipótesis de asesinato, como las marcas de dos golpes en el cuerpo de Nisman con los que aparentemente lo intentaron reducir antes de dispararle con una pistola y el hecho de que en sus manos no aparecieron rastros de bario, antimonio y plomo producto del disparo.

"Por otra parte, el análisis de las computadoras y celulares de Nisman demostraron que hubo maniobras de borrado con posterioridad a la muerte", sostuvo.

La investigación por la muerte del fiscal quedó en manos de un juez y un fiscal federales que analizan pedir nuevas medidas para avanzar en la pesquisa.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario